Lunes 25 de Marzo, 2019

Inseguridad ciudadana en Turrialba

21 de febrero, 2019

Luis Fernando Allen Forbes

[email protected]

La seguridad ciudadana es el proceso de establecer, fortalecer y proteger el orden civil democrático, eliminando las amenazas de violencia en la población y permitiendo una coexistencia segura y pacífica. Se le considera un bien público e implica la salvaguarda eficaz de los derechos humanos inherentes a la persona, especialmente el derecho a la vida, la integridad personal, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de movimiento.

Lea: Hacienda y la reactivación económica nacional

Recientemente los vecinos del proyecto Las Gaviotas en La Suiza de Turrialba han sido objeto de violencia por parte de grupos que intentan impulsar un mercado de drogas con las implicaciones sociales por todos conocidos.

Estos hechos, lamentables por su magnitud y por los efectos que se han desatado, han producido una reacción de la población exigiendo de manera vehemente más seguridad.

Los ciudadanos viven atemorizados entre muros, rejas y alarmas. Regresar sano y salvo a casa es una aventura cotidiana. El Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas debe declarar esta zona como SOS para cumplir con su función primordial de protección al ciudadano.

Este clima de miedo muestra la visión de un futuro desalentador que lleva a la ciudadanía a demandar posibles soluciones para que la situación mejore. Una de ellas es exigir a los gobiernos locales o regionales policías que puedan dar mayores niveles de seguridad a través de políticas de “mano dura”.

Ante esta realidad es pertinente plantear algunos cuestionamientos respecto a la situación de la inseguridad en el contexto turrialbeño: ¿Son realmente inseguras nuestras comunidades? ¿Debe estar la seguridad exclusivamente en manos del gobierno local? ¿Sobre quién recae la responsabilidad de la seguridad ciudadana? ¿Puede tomar acciones la ciudadanía en este tema?

La seguridad ciudadana no trata simplemente de la reducción de los delitos sino de una estrategia exhaustiva y multifacética para mejorar la calidad de vida de la población, de una acción comunitaria para prevenir la criminalidad.

La inseguridad se ha convertido en la principal preocupación de los ciudadanos costarricenses. La criminalidad aumentó en un 60% durante la última década y colocó al país entre los 30 países con las tasas de homicidios más altas del mundo.

Un área clave a ser fortalecida dentro del sector de seguridad es la Fuerza Pública. Hay esfuerzos por parte del gobierno para hacer frente a los desafíos de una fuerza pública moderna como la profesionalización, el sistema de formación y los sistemas de información y seguimiento.

La participación comunitaria en la seguridad ciudadana debe replantearse y evolucionar en función de las nuevas necesidades y realidades de cada ciudad y la de sus barrios.

Finalmente, la ciudadanía organizada debe emplear herramientas de planificación como la geo-referenciación para detectar los diferentes tipos de violencia, evolucionando hacia una participación en seguridad ciudadana.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Juanito Mora (21/02/2019)

Esa es la realidad de todo el país. Lo más grave es que el PAC nos quiere quitar el derecho a portar armas para nuestra defensa, utilizando la mentira como herramienta. Según ellos lo que quieren es bajar de tres a un arma por persona, luego es más fácil quitar una. Todos los dictadores a lo largo de la historia han desarmado a los pueblos para evitar futuras revueltas que loslos lleven a ser derrocados. A Eddy Monster y al minintro de seguridad no les importa en lo más mínimo lo que los maleantes le hagan a la gente honesta. Sobre la cabeza de Eddy Monster y el ministro de seguridad pesa una condena de muerte y serán fusilados por alta traicon a la Patria.