Viernes 10 de Julio, 2020

Policía usó revólver y cuchillo para matar 4

Disputa por menor entre adultos desató tragedia, San Carlos
Manuel Estrada05 de marzo, 2019 | 04:16 PM

Un expolicía nicaragüense es el principal sospechoso de acabar con la vida de cuatro personas que permanecían en una casa ubicada dentro de la finca Los Parientes, en El Recreo de Cutris, San Carlos. El asesino utilizó un revólver y un cuchillo para cometer los crímenes.

Lea: (VIDEO) Expropiaciones atrasan trabajo del MOPT

Las víctimas fueron identificadas por las autoridades como, Juan Roberto Méndez Koschny, costarricense de 56 años y los nicaragüenses, Jesús Natividad Álvarez León, de 40; su hijo Daniel Álvarez Sequeira, de 24; y Freddy Rivas Sequeira, de 20 años.

El sospechoso del múltiple homicidio es José Aníbal Pérez González, de 45 años, quien al parecer es requerido por otros 2 homicidios que habría cometido en Nicaragua y ahora es buscado por autoridades de ambos países.        

Según la policía, las víctimas tenían 40 horas de haber fallecido al momento de ser hallados, es decir, los asesinó la noche del miércoles y posteriormente huyó a suelo nica. Aparentemente el sujeto los atacó cuando los hombres estaban durmiendo en la planta alta de la casa.

Tras asesinarlos sin piedad, los bajó arrastrándolos por las escaleras de madera, mientras que al costarricense lo habría abordado cuando ingresaba a la propiedad dedicada a la extracción de madera. 

A este último lo ahogó en el río ubicado a 300 metros de la casa donde ocurrió la masacre de los tres extranjeros.  

Walter Espinoza, director del OIJ agregó que la Policía de Fronteras ubicó en primera instancia dos cuerpos.

“La casa no tiene puertas ni ventanas cubiertas, es una zona donde no hay vecinos y cuando se llegó había dos cuerpos a 5 metros de la casa y cubiertos por hojas de palma, era el padre e hijo apellidados Álvarez, quienes tenían varios impactos de bala en abdomen, tórax y espalda. 

A 10 metros se ubicó el tercer cuerpo que corresponde a Rivas, quien tenía un impacto de bala en el abdomen y 11 heridas de arma blanca. Finalmente, a 300 metros estaba el costarricense dentro de una quebrada, quien no tenía heridas visibles y por ello se está a la espera de los análisis forenses”, detalló.

PLEITO POR MENOR

Espinoza acotó que las víctimas con impactos de bala fueron ultimadas en el segundo piso de la casa.

“Hay huellas de arrastre, una baranda quebrada que da hacia afuera, impresiona que fueron arrojados al suelo. Ubicamos fluidos biológicos en los colchones de las habitaciones. El sospechoso abandonó el país el jueves pasado cerca de las 7 a.m. al cruzar el río San Juan en bote.

Hay una menor de edad que tiene un bebé de cuatro meses que sufrió una violación, hubo una disputa entre dos de los fallecidos para saber quién había abusado sexualmente de ella, por lo que la entrevista con la menor no la hemos hecho, actualmente permanece en suelo nacional bajo custodia policial, luego de que la trajera su padre biológico Álvarez López”, detalló. 

El jefe de la policía judicial agregó que horas antes Méndez iba a la finca a ver un ganado y el jueves tenía programado ir a la municipalidad, lo cual generó preocupación ya que él era responsable y por eso se activó la búsqueda.

“Había problemas de índole económico entre el sospechoso y personal con Méndez, quien discutió por el pago por la limpieza de una finca. Cuando se hallaron los cuerpos estaban en estado de descomposición”, recalcó. 

Las autoridades no encontraron casquillos en el lugar ni ningún tipo de armas, por lo que el caso continúa bajo investigación a la espera de la detención del sospechoso.

 

 

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR