Viernes 19 de Julio, 2019

Meriendas saludables para dar energía a los niños

Hoy en día, asegurarse de que los niños y niñas se alimenten saludablemente representa todo un reto para los padres de familia.

Lea: Receta: Cazuela de mariscos

Comprometidos con la nutrición en las comunidades donde tenemos presencia, en Cargill nos preocupamos por compartir buenas prácticas de alimentación, que permitan integrar alimentos nutritivos, variados, apetitosos y sin tener que dedicarle mucho tiempo a la cocina.

Para lograr esa buena alimentación en nuestros niños, además de respetar los tiempos de desayuno, almuerzo y cena, es importante poner especial atención en las meriendas escolares que pueden convertirse en aliadas para introducir el consumo de lácteos, frutas, vegetales, cereales, proteínas (como el pollo y el huevo) y grasas saludables.

Ideas de valor

La recomendación nutricional para un niño sano que no presente problemas de sobrepeso u obesidad radica en combinar los grupos de alimentos de la siguiente forma, lácteo + fruta, fruta + carbohidrato, carbohidrato + proteína, carbohidrato + grasa, fruta + grasa.  Considerando que:

*Los carbohidratos incluyen: pan, tortillas, galletas sin relleno, granola. Se recomienda que sean integrales debido al aporte de fibra dietética, la cual se asociada con múltiples beneficios como la prevención del estreñimiento.

*Los lácteos incluyen: yogur o leche. Idealmente bajos en grasa o descremados.

*Las frutas se recomienda que sean de diferentes colores y que no se repita la misma fruta durante el día (más colores, más nutrientes) y en la medida de lo posible, que la cáscara sea comestible (ejemplo;: la manzana), para un mayor aporte de fibra.

*La proteína incluye todo aquello que llamamos carnes; sin embargo, para las merienda, lo habitual es consumir pollo, huevos, carnes frías (jamón o salchicha), atún y queso bajo en grasa.

*Las grasas con un grupo alto en calorías por lo que es importante controlar muy bien la porción (1 cucharadita aporta 45 kilocalorías). Algunos ejemplos son: aguacate, semillas como las almendras y opciones bajas en grasa, como margarina, natilla o queso crema.

Algunas opciones saludables y fáciles de preparar que se pueden considerar son: las frutas con yogur y granola, fruta picada con almendras (preferiblemente sin sal), sándwich de pan integral con queso y jamón (pollo, pavo o tradicional), tortilla de trigo 0% grasa doblada a la mitad con mantequilla de maní baja en grasa y jalea, sándwich de pollo, atún o pavo con lechuga y tomate, galletas de avena (idealmente preparadas en casa), o un wrap de pollo.


Una forma de convertirlas en meriendas tentadoras es usar figuras, formas y colores, o bien utilizar utensilios llamativos o con los diseños de sus personajes preferidos.

Otro aspecto a considerar es que para el óptimo funcionamiento de numerosos procesos del organismo, es imprescindible el consumo de agua. Una recomendación valiosa es que no se incluyan jugos azucarados o gaseosas y que el niño(-a) cargue su botella con agua a la escuela. Se sugiere mantener un consumo idóneo de 4 a 8 vasos con agua durante el día.

Para favorecer el consumo de agua, también se recomienda que los niños(-as), escojan una botella atractiva (personajes, colores favoritos, formas, etc.).

Recuerde que los hábitos adquiridos en la edad escolar son el ejemplo que se reproducirá en la edad adulta, por lo que es importante enseñar a los más pequeños a merendar de forma saludable.

Ejemplo de un esquema de meriendas sugeridas:

 

Tiempo de comida

Lunes

Martes

Miércoles

Merienda de la mañana

Frutas picadas con yogurt y granola + botella con agua

Galletas de avena + fruta entera (manzana, mandarina, uvas) + botella con agua

Rodajas de manzana con mantequilla de maní

Merienda de la tarde

Prensadas con queso y jamón de pavo

Tostada integral con guacamole y pollo desmenuzado

Sándwich de pan multigrano con frijoles y queso

 

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR