Viernes 22 de Marzo, 2019

Vivir la Vida de Dios

06 de marzo, 2019

Juan Luis Mendoza

[email protected]

Hablar de la Escatología es referirse a esa fuerza interior que nos impulsa hacia nuestro final, hacia el Creador, del que procedemos y al que volvemos, pues es nuestro destino, nuestro descanso y felicidad. Ahora bien, para movernos se presentan ante los ojos dos caminos, a saber: el camino que en la tierra principia y en la misma tierra acaba, y el camino que desde el cielo nos llega y a Dios nos lleva. En el fondo, no son dos caminos, y contrapuestos, sino uno solo y que nos ha de conducir a un mismo fin, siempre y cuando nos abramos a Dios y no, por el contrario, que lo desplacemos.

Lea: Muerte eterna

A propósito, san Pablo habla de las obras de la Ley y las obras de la Gracia. La Ley, advierte el apóstol, lo que hace es darnos a conocer el pecado, aunque, no obstante, nos sigamos creyendo justos y justificados. Pero la realidad es que las obras de la Ley no nos justifican, no nos salvan. Más bien, puede ocurrir lo contrario si nos confiamos en su cumplimiento, y no en el don gratuito de la Gracia, valga la redundancia.

San Pablo, al tratar el tema, habla de las obras de la carne que identifica con el egoísmo, desórdenes de toda índole, afanes mundanos, materialismo consumista… Cualquier cosa, menos andar en las cosas de Dios. En ese sentido, también trae a cuento la sabiduría de Dios y la sabiduría del mundo, entre sí contrapuestas.

A todo esto, se supondría que nosotros, por cristianos, hemos pasado ya a la Vida de Dios, y que es ya nuestra vida. El Padre Cándido Martín escribe: “Hermanos –dejando nuestras suposiciones atrás- nosotros hemos pasado ya a la Vida de Dios; hemos aceptado la Salvación de Dios. Vivimos ya al impulso de Dios, en su Amor inmersos, impulsando nuestras vidas para que se conviertan en bendición para esta tierra bendita de Dios”. Se trata de una presencia divina transformante que nos mueve a ir cambiando poco a poco nuestra manera de ser y hacer, siendo y pareciendo cada vez más semejantes a Él, nuestro Creador y Padre. Y esto ahora y aquí, y todos, la humanidad entera. “Se trata, como lo advierte nuestro autor, de una Vida nueva, de una Alianza nueva, de una Nueva Creación. Se trata de la Tierra Nueva, de los Cielos nuevos que los profetas anunciaron y que se nos vinieron con Nuestro Señor Jesucristo (cf. Apocalipsis 21,1-4)”.

La nueva Vida equivale a la Salvación del mundo, de todo el género humano, aún en medio de los tantos males que lo afectan a lo largo del tiempo. Es una Vida, así con mayúscula, que se empieza a vivir ya aquí y ahora, Dios presente y actuante, Alfa y Omega, principio y fin de todo. Es el Evangelio la Buena Nueva que a todos, cristianos y gentes del planeta tierra, nos corresponde anunciar: “Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva” (Marcos 16,15).

Ante las muchas e inevitables dificultades, el Padre Cándido Martín se entusiasma y arenga: “No, no nos demos por vencidos. Esta tierra nuestra tiene que llegar a ser ese Paraíso en el que Dios, Padre todopoderoso, soñó que fuera. Y en este compromiso de todos es que tenemos que unir nuestras fuerzas e ilusiones cuantos creemos en ese Dios bendito, cuantos creemos en su Enviado, nuestro Señor Jesucristo. Sí, todos los salvados al frente, todos de pie, junto con los santos de los cielos y de la tierra, todos”.

Al frente del ejército que avanza, el estandarte y la consigna del Maestro: “Lo que os mando es que os améis los unos a los otros” (Juan 15,17). Y esto es lo que nos hemos de recordar a cada paso, siempre y en todas partes. Nuestro autor comenta: “No, no cesemos de recordarnos unos a otros que es el amor de los unos con los otros, amor que nos pide perdón, olvido, comunicación, respeto, interés y preocupación por el otro, de unos con otros, de unos pueblos con otros, ahí es que está el camino del encuentro, al tiempo que está nuestra verdad y nuestra meta. La unidad es nuestro gran problema. Unidad en la fe y en la vida”.

Al tema de la unidad me referiré más ampliamente en un próximo escrito, Dios mediante.  

  



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

tommy (06/03/2019)

Thank you for sharing the information, this information is very helpful to me temple run 2