Viernes 22 de Marzo, 2019

Ni feminismo ni machismo: simplemente humanos

09 de marzo, 2019

Paula García

[email protected]

A la luz de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, quisiera rendir homenaje a aquellas féminas y a aquellos varones que a lo largo de la historia de la humanidad han luchado y trabajado en pro de los derechos y de validar la dignidad de la mujer para alcanzar un equilibrio saludable.

Lea: No fomente la mentalidad del “pobrecito”

Si se hace una lectura desde la Terapia Gestalt, específicamente desde el concepto de polaridades, que se refiere a polos opuestos, podemos afirmar que el feminismo y el machismo son una polaridad. La teoría dice que ningún polo es sano sino que lo saludable es hacer lo posible por encontrar el equilibrio entre posturas extremas.

Cuando nos colocamos en cualquier postura extrema es porque existe una buena intensión, un intento de proteger y cuidar a la totalidad de la persona de mucho dolor, el problema es que, cuando una persona se vive mucho desde un solo extremo, olvida que hay una contraparte que también existe, invalidado así los aportes que puede traer consigo el otro extremo.

Si se analiza el feminismo y el machismo, podemos decir que desde el feminismo ciertamente el rol de ser mujer es complicado, pues culturalmente trae consigo una serie de mandatos sociales y culturales que nos piden cumplir con muchas expectativas. En el pasado, el lugar de la mujer se encontraba en las sombras, la mujer no podía disfrutar abiertamente de su sexualidad, no podía trabajar ni emitir su voto. Y todavía, en la actualidad, hay países donde la mujer no tiene valor.

Si bien el entorno patriarcal nos carga con muchas demandas como mujeres,  se espera que lás féminas cumplan con roles en donde se espera que sean perfectas, sumisas y se desvivan por todos sin verse a sí mismas.

En cuanto al machismo, ocurre igual con los hombres, quienes desde ese rol deben cumplir con expectativas muy altas, permitiéndoseles desconectarse de acciones que se supone corresponden a la mujer, pero cargándoles creencias sociales de ser súper hombres, proveedores y sin posibilidad de expresar su sentir.

Es real que el machismo lo fomentan por lo general las mujeres al inutilizar a los  hombres, haciéndoles creer que deben ser atendidos o servidos. Pero también es machismo cuando fomentamos en las niñas la idea de la princesa del cuento que será rescatada por un príncipe azul y que espera lujos y vivir sin mover un dedo.

¿Es feminismo cuando se minimiza a la pareja o se le maltrata porque por ser hombre debe estar bajo el zapato? ¿O cuando se le cuestiona por ser detallista o cariñoso? ¿También es feminismo cuando le enseñamos a las niñas a patear y odiar sus muñecas satanizando la maternidad, o cuando se le enseña a los niños que las niñas son superiores?

Por lo tanto, ¿cuál es la verdadera ganancia? Se habla de abuso e injustica social del hombre hacia la mujer y es real que eso ocurre en muchos planos pero no en todos los casos; se habla de igualdad, pero ni biológica ni psicológicamente somos iguales hombres y mujeres. No tiene sentido luchar por descubrir cuál es el sexo débil y cual el sexo fuerte.

¿Feminismo y machismo para que? ¿No sería más sano enseñar a los niños y niñas a descubrirse como seres humanos, a respetar la dignidad de hombres y mujeres por el simple hecho de ser seres humanos? Las diferencias humanas van a existir siempre, las elecciones, los gustos y las acciones no giran en torno a sexos débiles o fuertes.

Como seres humanos, sufrimos, reímos, tenemos problemas, pensamos, vemos la vida y contamos con sistemas de creencias diferentes y es válido no querer seguir a todos. Si sos mujer con tus gustos, tus ideas y tus preferencias,sos especial por ser una mujer, pero no invalides a aquellas mujeres que eligen vivir diferente y, si sos hombre y vives tu masculinidad, no necesitas obligar a otros a que  sean como quieres. El respeto y responsabilizarse de sí mismo y entender que la humanidad es valiosa resultan suficiente. Los extremos dañan y no permiten flexibilizar la mente.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

JJ (09/03/2019)

Que gran artículo, y que gran mujer. Ojalá todas fueran así de inteligentes y no se dejaran adoctrinar por grupos feminazis que lo que buscan no es igualdad. Sino despotricar contra el hombre y hacerse las víctimas.