Martes 21 de Mayo, 2019

Encuentran conversaciones y fotos de curas con menores

Según fuentes confidenciales de DIARIO EXTRA
Greivin Granados08 de marzo, 2019 | 11:34 AM

En pleno arranque del periodo de Cuaresma, la Iglesia Católica de Costa Rica se vio fuertemente sacudida tras una serie de inspecciones realizadas en sus principales sedes capitalinas: la Conferencia Episcopal en Barrio México y la Curia Metropolitana.

Lea: (VIDEO) Allanan Curia Metropolitana

Según manifestaron fuentes confidenciales de DIARIO EXTRA, las autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y del Ministerio Público encontraron conversaciones de sacerdotes con menores de edad, así como también fotografías aparentemente comprometedoras. 

La Iglesia Católica tenía guardadas más denuncias sobre supuestos abusos y violaciones de sacerdotes contra menores de edad. 

La operación obedece a las investigaciones contra los sacerdotes Mauricio Víquez y Manuel Guevara, acusados de supuestos abusos sexuales contra menores.  

Dentro de la evidencia encontrada y decomisada en los operativos, se encuentran conversaciones de sacerdotes en redes sociales, documentos importantes y fotografías. 

Las diligencias comenzaron cerca de las 8 a.m. de este jueves en ambos lugares, con el propósito de conseguir información y documentos. 

Los operativos estuvieron a cargo de la Fiscalía del Segundo Circuito Judicial de San José y la Adjunta de Género.

“En las acciones operativas participan tres fiscales y se llevan a cabo en las sedes del Tribunal Eclesiástico, en Barrio México, y de la Curia Metropolitana, en San José, y tienen como objetivo recabar prueba documental relevante para ser aportada a las causas, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación.

Se trata de los expedientes 18-000854-0994-PE, en el que figura como imputado Víquez Lizano, por el presunto delito de violación calificada; y la causa 19-000569-0175-PE, contra Guevara Fonseca, a quien se le investiga como sospechoso del presunto delito de abuso sexual contra persona menor de edad”, detalló el Ministerio Público por medio de un comunicado de prensa.

De momento, esta es toda la información que se puede brindar en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal, el cual establece la privacidad de las actuaciones en la etapa preparatoria.

SEDE PRINCIPAL 

El primer punto allanado fue el Tribunal Eclesiástico. Cerca de 30 agentes del OIJ y del Ministerio Público ingresaron al edificio, en el que de inmediato colocaron las cintas amarillas marcar el perímetro de resguardo.

La inspección se extendió más de cinco horas y cuando los agentes del OIJ salieron del lugar, encontraron evidencia clave que servirá para desarrollar las investigaciones pertinentes. 

Daniela Bonilla, fiscal a cargo, manejó el asunto con hermetismo y evadió las consultas de la prensa una vez que salió del lugar. 

“Ustedes saben perfectamente que no podemos dar la información en este momento”, manifestó la funcionaria judicial. 

A VISTA Y PACIENCIA 

Quince minutos después del arranque de la inspección en la Conferencia Episcopal, la policía llegó a las afueras de la Catedral Metropolitana e ingresó a la Curia en el corazón de San José. Cientos de personas que transitaban por la avenida 4 fueron testigos del momento de entrada y el cierre de los portones.

Al momento en que se desarrollaron los allanamientos, en la Catedral Metropolitana se oficiaba misa, por lo que al término de la ceremonia religiosa, se indicó a los feligreses salir por el acceso que da a la Avenida Segunda. 

Jason Granados, vocero de la Curia Metropolitana, explicó que el principal interés de la organización religiosa es que los casos se resuelvan lo más rápido posible. 

“Hemos recibido de parte de las autoridades judiciales la solicitud de una información que es la primera vez que nos piden información y con mucho gusto la hemos aportado. 

Siempre lo hemos dicho, estamos con la mejor disposición de colaborar con las autoridades y el objetivo que nosotros buscamos es que todo esto se esclarezca y confiamos plenamente en el proceso judicial costarricense”. 

UNA NUEVA VÍCTIMA 

Mientras se desarrollaron los allanamientos en la Conferencia Episcopal, apareció un nuevo protagonista a la escena. Se trata de Manfred Barrantes, un ingeniero informático de 39 años, que llegó a interponer una denuncia canónica contra el sacerdote Manuel Guevara.

Según relató Barrantes, fue víctima de abuso sexual por parte del cura entre 1992 y 1993, cuando era monaguillo en la Iglesia de Sabanilla de Montes de Oca.

Aunque no quiso ahondar en detalles para no revivir lo que considera una pesadilla, mencionó que cuando ocurrió esa situación se comunicó con sus papás y les relató lo acontecido, sin embargo, no procedieron a hacer nada, porque era amigo de la familia. 

Agregó que en uno de los momentos que vivió se trata de una aparente violación junto con otro monaguillo y ante esa situación decidió apartarse de la Iglesia Católica. 

El hombre comentó que fue citado a las 11 a.m. de este jueves al Tribunal Eclesiástico para presentar la denuncia canónica, sin embargo, no pudo hacerla ante los allanamientos.

“Eso fue una explosión en mi cerebro y en la que volví a revivir todo paso a paso. Inclusive al tiempo. Esperaba en el bus y alguien se sentó a la par mía y tenía el mismo aroma que sentía esa persona, uno queda con el trauma”, comentó.

Las autoridades continuarán con las investigaciones pertinentes en relación con este caso.

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

diego bustamante (11/03/2019)

UN LLAMADO A LOS DIPUTADOS PARA QUE APRUEBEN UNA LEY QUE SE LES PROHIBA A LOS MENORES DE EDAD A SERVIRLES DE MONAGUILLOS DENTRO DE LOS SERVICIOS RELIGIOSOS,NINGUNA RELIGION SE SALVA,CREO QUE CON ESTOS PROBLEMAS LA IGLESIA CATOLICA PERDERÁ MAS CLIENTES EN SUS SERVICIOS RELIGIOSOS,AHORA QUE SE ACERCA LA SEMANA SANTA,EL GOBIERNO DEBERIA DE PROHIBIRLES A LOS CATOLICOS SALIR EN PROCESIONES EN LA VIA PUBLICA,LA IGLESIA CATOLICA DESDE HACE MUCHO SE HA ESCUCHADO ESTOS PROBLEMAS HOMOSEXUALES DE LOS CURAS PEDOFILOS.LUEGO APARECEN PASTORES DE ESAS LLAMADAS IGLESIAS CRISTIANAS QUE CUANDO ERAN JOVENES ANDUVIERON EN DROGAS Y CAUSARON VIOLACIONES EN DIFERENTES PARTES DEL PAIS PERO AHORA SON PASTORES DE ESAS IGLESIAS FALSAS ENGAÑANDO A TODOS LOS IGNORANTES QUE VAN A ESAS CONGREGACIONES DIRIGIDAS POR MAFIOSOS QUE EN EL PASADO COMETIERON VIOLACIONES Y ROBOS CUANDO ERA JOVENES.......OJO COSTA RICA NO SE DEJEN ENGAÑAR POR LOS QUE SE NOMBRAN PASTORES YA QUE TIENEN LA MORAL SUCIA.

Rodrigo (08/03/2019)

Inexcusable. Abusar de alguien es repudiable y mil veces más si es de un menor o desvalido. Jesús fue claro en que había que respetar las leyes de los hombres. Cárcel y psiquiatra a estos descarriados.