Viernes 24 de Mayo, 2019

Evo Morales afirma que la guerra contra las drogas ha fracasado

Durante su intervención en la ONU
EFE14 de marzo, 2019 | 06:14 AM

Viena. (EFE) - El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este jueves que la guerra contra las drogas ha fracasado, durante su intervención en una reunión de la ONU que revisa en Viena la última década de política internacional contra los estupefacientes.

"La realidad nos demuestra que la guerra contra las drogas ha fracasado", declaró el presidente boliviano, que expuso el "exitoso" modelo de su país en la lucha antinarcóticos tras la expulsión de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) hace diez años.

"Hoy nos vemos obligados a repensar nuevos modelos que reconozcan la realidad de cada uno de los países en sus propias experiencias", aseguró Morales para subrayar que cada Estado debe adaptar la lucha antinarcóticos a su propia situación.

Morales reconoció que se habían dado algunos avances en los últimos díez años en la estrategia mundial contra las drogas, pero recordó que según los propios datos de Naciones Unidas había aumentado el cultivo, producción y consumo de drogas.

A continuación, el mandatario del país andino expuso el modelo de lucha contra las drogas en Bolivia, que consideró un éxito, ya que si hace 13 años la coca cultivada en el país representaba el 20 % del total de la región andina, ahora se ha reducido al 10 %.

Esta política antidrogas de Bolivia, basada en el control social y concertado de los cultivos, según explicó, contrasta con la que se aplicaba con anterioridad, basada en la erradicación forzada y que "no respetaba los derechos humanos".

"Cuando llegamos al Gobierno heredamos un modelo ajeno a la realidad boliviana, que no tomaba en cuenta los usos culturales tradicionales y medicinales de la hoja de coca", afirmó.

Lea: Messi acaba con el sufrimiento y mete al Barça en cuartos

Criticó a Estados Unidos, país del que dijo que utiliza la política antidrogas como "un mecanismo de control geopolítico" que se basaba en "la imposición" y en inmiscuirse en "la política interna".

Morales aseguró que Estados Unidos era en el pasado "dueño de Bolivia" y que su embajada decidía los nombramientos en los órganos de seguridad del país andino.

Esa situación contrasta con la actual, según el presidente boliviano, ya que ahora su Gobierno diseña de forma "digna y soberana" su propia política antidroga.

"La coca es parte de nuestra identidad, es parte de Bolivia", declaró sobre la importancia de esa planta en la cultura de su país, y que es distinto a la cocaína.

Morales recordó que su país incluyó en 2013 una reserva en los tratados sobre drogas que permite el masticado de hoja de coca y ha prohibido el uso del herbicida glifosato para erradicar los cultivos ilícitos, ya que es dañino para la salud.

El presidente de la nación andina subrayó el enorme valor cultural de la coca en la cultura de su país y avanzó que la Organización Mundial de la Salud estudiará los posibles beneficios para la salud de la planta.

"No puede existir el libre cultivo de coca, pero tampoco políticas de coca cero", resumió el mandatario la postura de su país.

Para concluir, Morales recordó que el narcotráfico existe porque hay demanda de cocaína y subrayó que Estados Unidos sigue siendo el primer consumidor de esa droga en el mundo.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR