Domingo 21 de Abril, 2019

La salud de nuestras hijas no es un juego

11 de abril, 2019

Dra. Paula González

[email protected]

Es bien sabido que la prevención siempre es la mejor manera de evitar situaciones que pongan en riesgo nuestra salud y la de nuestros seres amados.

Lea: (VIDEO) ¡Vacuna contra papiloma no promueve promiscuidad!

En la actualidad, muchas son las amenazas que atentan contra la salud de las mujeres y en muchos casos, se trata de enfermedades silenciosas pero prevenibles, ante las cuales, no nos queda más que actuar de forma responsable y preventiva.

Sabemos que el cáncer de cérvix, por ejemplo, es 100% prevenible y entonces nos preguntamos, ¿por qué cada año en Costa Rica mueren 137 mujeres a causa de esta enfermedad?, ¿por qué más de 500.000 nuevos casos de cáncer de cérvix son diagnosticados cada año en el mundo? ¿Por qué no hemos logrado eliminar esta enfermedad?

A nivel mundial, es el cuarto cáncer más frecuente en la mujer y para la Organización Mundial de la Salud, es indispensable la prevención primaria, es decir, la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), el cual, es el causante de este cáncer. 

Nos ha tomado muchos años de investigación médica para alcanzar grandes hallazgos en torno a este tema. Contar con una vacuna que prevenga este tipo de cáncer ha sido trascendental en la salud pública mundial, porque podríamos evitar las 311.000 muertes que, en promedio, se registran cada año en el mundo, de las cuales, el 85% se produce en los países de ingresos más bajos.

Se trata de una realidad que podemos cambiar, gracias a las acciones que muchos países han emprendido para adoptar un enfoque integral en la prevención, control y tratamiento del cáncer cervicouterino.

En esta línea, es de aplaudir los esfuerzos realizados por las autoridades de salud de Costa Rica, donde pronto se iniciará la vacunación contra el VPH, en niñas de 10 años.

De esta manera, nuestro país le dice NO al cáncer de cérvix, NO al VPH y NO a las decenas de muertes que cada año ocurren por esta enfermedad.

Estas medidas nos encaminan a tener un sistema de salud todavía más robusto y a contar con un programa de vacunación cada vez más completo, con el que no solo le cerramos la puerta al cáncer de cérvix, sino a otros tipos de cáncer causados por el VPH, como el cáncer de ano, vulva, vagina, pene y de orofaringe.

Es indiscutible que las vacunas juegan un papel primordial en la prevención de enfermedades. La cantidad de vidas salvadas en el último siglo así lo demuestra. ¿Imagina qué pasaría si no existieran?

Para la Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB), que lleva 26 años dedicándose a la investigación en salud y prevención del cáncer, es de gran orgullo haber contribuido en los avances que a nivel mundial y nacional, se han logrado en esta materia, con el paso de los años.

No podemos bajar la guardia ni retroceder en lo alcanzado. Asegurarle a nuestra población femenina un mundo libre de cáncer de cérvix, es posible. Vacunarlas contra el VPH es la mejor herramienta y nuestras hijas nos lo van a agradecer.

Las autoridades en salud han actuado de forma responsable, ¿usted cómo lo hará?

 

*Directora de la Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Ligia Villalobos (12/04/2019)

Considero que la información prestada por esta campaña es sesgada. Históricamente las vacunas se aplican a toda la población, es extraño, que será lo que contiene la supuesta vacuna. Si se promoviera el cuidado del cuerpo y el alma apropiadamente esa campaña no sería necesaria.