Domingo 21 de Abril, 2019

Borracho causa choque donde hombre se calcina

Cutris, San Carlos
Alejandro Monge13 de abril, 2019 | 05:25 PM

El hombre que sería el responsable de chocar el carro donde viajaba Wilbert Mora Cordero, quien murió calcinado dentro su vehículo, dio positivo en la prueba de alcohol realizada por oficiales de la Policía de Tránsito.

 Lea: Lo detienen con piezas de madera en Corcovado

El accidente ocurrió en Boca de Arenal en Cutris, San Carlos, sobre la ruta 35 que comunica Muelle con Los Chiles.

El fallecido tenía 60 años y viajaba en el Suzuki Sidekick, placa 723664, cuando de repente lo chocó por detrás un Nissan Frontier blanco.

En seguida, el carro en que iba Mora prendió en llamas, en minutos fue consumido con todo y chofer, aunque se desconoce todavía si su muerte se produjo por la colisión o el incendio.

Las autoridades acudieron al sitio de inmediato junto con el Cuerpo de Bomberos y controlaron la situación, mientras que la Policía de Tránsito procedió a tomarle la prueba de alcohol al sujeto de apellido Lazo, quien dio superior a los 0,38 miligramos permitidos.

“Hasta ahorita solo se le ha hecho al del carro de cajón (Lazo), dio con 0,90 mg en la primera prueba y el compañero me comunica que 0,85 mg en la segunda prueba”, comentó Byron Arce, oficial de tránsito.

Lazo no portaba licencia de conducir y su carro no tenía placas, al sospechoso ya lo investigan para lo correspondiente.

QUERIDO PADRE Y ABUELO

Conocido a donde llegara. Así describió Wendy Mora a su padre, quien se ganaba la vida como trabajador independiente, en el oficio que se le conoce como polaco, y vivían en San Isidro de Peñas Blancas en San Ramón, Alajuela.

Wilbert Mora era padre de dos hombres y una mujer, pero trató como suyos a otra femenina y un muchacho, que aunque no llevan su sangre son parte fundamental de la familia; además, tenía un nieto y uno en camino.

“Era demasiado trabajador, un guerrero, buen padre y buen abuelo. Siempre se esmeró en dar siempre lo mejor y nada mediocre. Era un hombre de hogar, siempre acompañaba a mi mamá”, explicó Wendy.

A pesar de la indignación que sienten, en esta familia tratan de no dejarse llevar por los impulsos del momento y tratan de pensar las cosas claramente. Parte de eso es que no sienten odio por el sospechoso.

“Nunca voy a culpar al muchacho porque es una pésima decisión la que él toma, yo digo ‘¿Para qué se montó al carro?’ Se sabe que si toman no manejen. ¡Para qué carajos lo hace! Nunca me van a devolver la vida que mi papá tenía”, expresó.

Por lo reciente del asunto, todavía no tienen mucha información por parte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), pero solo esperan que el sujeto pague por sus actos.

“Yo no le deseo mal a él, mis creencias no me lo permiten, pero lo único que quiero es que se haga justicia”, agregó.

Según datos de la Policía de Tránsito, al mes se abordan aproximadamente 2 mil conductores en estado de ebriedad.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR