Martes 18 de Junio, 2019

Exfutbolista mata pareja y se suicida

“Los motivos se los llevó a la tumba”, asegura familiar, Pococí
Johan Rojas Ortega26 de abril, 2019 | 01:20 PM

Conmocionados y buscando explicaciones, así se encuentran los familiares de Arley Pizarro Gómez, exfutbolista que mató a su pareja, Mirlene de los Ángeles López Méndez, de dos disparos en el corredor de una casa en el cantón limonense de Pococí, posteriormente el sujeto se suicidó de dos balazos en la cabeza.

Lea: Asesina esposa y se mata en Pococí

Víctor Barquero Pizarro, sobrino del fallecido, conversó con DIARIO EXTRA, accedió a la entrevista en representación de la familia de Pizarro, tras el macabro hecho que enlutó a Barrio Punta de Riel, sobre el camino a La Leticia, donde reveló cómo fueron las horas previas al fatal desenlace.

“La señora (Mirlene) vino a la casa de mis abuelos en horas de la noche del miércoles a ver a uno de ellos porque lo habían sacado del hospital por un quebranto de salud, se quedaron conversando por varias horas, a la medianoche se trasladó al corredor para conversar con mi tío y después tomó la fatal decisión de acabar con la vida de su pareja y después se disparó”, relató. 

Durante las primeras horas de la madrugada del jueves, en la zona se escucharon cuatro detonaciones de arma de fuego, pero Barquero en ese momento solo oyó dos desde su casa ubicada a unos 25 metros, al principio creyó que se trataba de otro caso de robo a ganado, pero todo eso cambió cuando sus familiares llegaron a tocarle la puerta. 

“Mi abuela lo vio primero, luego llamó a un tío y posteriormente me fueron a buscar a mi casa, lo hallamos tirado en el corredor con dos balazos en la cabeza y ella sentada sobre una silla otros dos disparos, uno en la cabeza y otro en el tórax”, agregó. 

Posteriormente, llamaron a los cuerpos de socorro, la Cruz Roja de la localidad chequeó a los heridos y confirmó la muerte de la pareja.

Así lo explicó el paramédico Diego Flores: “A nuestra llegada a la escena valoramos a un hombre y mujer, ambos tenían impactos de bala en el cráneo y tórax, los dos no tenían signos vitales y se declararon fallecidos en el lugar”, detalló. 

El socorrista agregó que en la escena revisaron a tres adultos mayores que presentaron un cuadro de nervios, pero ninguno necesitó traslado al Hospital de Guápiles.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), por su parte, se encargaron de levantar los cuerpos y enviarlos a Medicatura Forense en San Joaquín de Flores en Heredia.

La versión que manejan las autoridades es que la pareja se encontraba conversando en el corredor sentada en unas sillas tipo mecedora, Pizarro se levantó, sacó un revólver calibre 38 y le disparó a la mujer en el pecho y cabeza, luego caminó hacia el portón de la vivienda y se disparó dos veces en la cabeza. 

El caso lo catalogaron como un femicidio y suicidio, ninguno contaba con antecedentes judiciales y se encuentra en investigación por parte del Ministerio Público. 

En datos de Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres y Acceso a la Justicia del Poder Judicial, este sería la cuarta mujer que muere por femicidio en lo que llevamos del 2019. 

NO REVELABAN PLEITOS

En datos consignados por la familia Pizarro, el victimario trabajaba en una piñera en Parismina, fue jugador de la Asociación Deportiva Cariari de la Liga de Ascenso en la década de los noventas, familiar del técnico Ronald “La Bala” Gómez, vivía en la casa escenario de las muertes, inmueble que también habitaban sus abuelos, mientras la mujer vivía en La Rita y era ama de casa. 

Ellos tenían cerca de un año de relación, pero no convivían, por lo general, Pizarro la visitaba a su casa o ella se desplazaba a la casa de la tía de aquel, ubicada a la par de la de los abuelos, quienes no se explican la conducta de Arley. 

“Tanto él como ella por lo general no contaban sus problemas de pareja a la familia, los motivos de su muerte se los llevó a la tumba”, dijo Víctor. 

En cuanto a la procedencia del arma, los familiares sabían de su existencia, pero las razones del fallecido fueron otras. 

“Lo que sabía es que tenía esa arma desde hace muchos años, era un calibre 38 porque en la zona se presentan muchos robos de ganado, por eso se consiguió un arma para evitar esos atracos y cuidar sus vacas”, concluyó.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Michael (26/04/2019)

Como hace una persona para dispararse dos veces en la cabeza? Mi lógica dice que se desplomaria con el primer disparo