Domingo 19 de Mayo, 2019

El tiempo compartido

10 de mayo, 2019

Fernanda Coblentz

[email protected]

Tengo un “amigo” a quien odio mucho, que tiene un hijo increíble de 3 años y yo, como mamá resentida que soy, siempre le reclamo y lo regaño de que no pasa suficiente tiempo con su hijo, a pesar de que lo ve siempre un día entre semana y de fin de semana de por medio se lo lleva el viernes y lo devuelve el domingo.

Lea: La raíz del famoso bullying

Ellos durante esos días tienen el tiempo SOLO para ellos, es un fin de semana en el que no existen preocupaciones, no hay tareas, no hay médicos, responsabilidades ni problemas, tienen casi 72 horas para dedicarse a ser felices y nada más. En cambio, mi tiempo con mi hijo, a pesar de ser casi el triple, es atareado, en carreras , con miles de responsabilidades y hasta subvalorado por mi misma. Paso taaaaaaaaanto tiempo con mi hijo que hasta cierto punto no valoro el montón de horas, porque sé que siempre está conmigo.

¿Cuál es la diferencia entre él y yo? Que su poco tiempo con su mocoso es mágico, mientras mi montón de tiempo con el mío es trágico. Sinceramente no sé si yo soy la única mamá a quien le pasa eso, o si hay un grupo de madres solteras haciendo co-parenting o “prestando” a su hijo o hija que sienten exactamente lo mismo que yo, espero que sí, y si no lo hay, ya mismo creo un grupo de apoyo.

¿Por qué será que una no logra aprovechar ni disfrutar tanto con ellos? ¿Qué será mejor calidad o cantidad de tiempo? La respuesta a la primera creo que es porque una tiende a sobrecargarse de actividades y cosas sin sentido en vez de decir: hoy es el día de nosotros y punto. La respuesta a la segunda pregunta, ninguno es mejor que otro, se necesitan ambos, disfrutar 5 minutos con su infante no es lo mismo que pasar 5 horas con ella en las cuales pueden haber 5 minutos increíbles y 295 minutos inmemorables de lo aburrido o normales que fueron.

Entonces mi amigo, este insoportable, y otros padres que lastimosamente tienen el tiempo con sus hijos compartido no les queda otra de hacer que todo su tiempo sea mágico, porque a ellos solo “les prestan” a sus hijos, hasta cierto punto se les limita su paternidad. A nosotras, que los tenemos mucho más tiempo, o todo el tiempo del mundo, nos queda aprender a disfrutar hasta los momentos que odiamos y a crear memorias increíbles, dedicando tiempo a solo ser felices, dejando de lado las cargas sociales que nos son impuestas.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Amelia delport (11/05/2019)

Las palabras no pueden expresar cómo me siento hoy, y todo eso. Gracias a Dios Todopoderoso y este hombre, el Sr. Davis, me quiso ayudó a recibir mi tan esperado préstamo de $ 50,000. Yo soy una mujer feliz por favor contacte a [email protected] para Conozca más sobre cómo puede obtener su préstamo y puede contactarme más tarde gracias AMELIA DELPORT.