Martes 18 de Junio, 2019

Arte en el campo

Reflexiones

12 de junio, 2019

Juan Luis Mendoza

[email protected]

¿Cabe hablar de arte en un campo de concentración? Pero ¿y qué es el arte, para que digamos que sí o que no? Viktor E. Frankl se explica: “De vez en cuando se improvisaba una especie de espectáculo de cabaret. Se despejaba temporalmente un barracón, se apiñaban o se clavaban entre sí unos cuantos bancos y se estudiaba un programa.

Por la noche, los que gozaban de una buena situación -los “capos”- y los que no tenían que hacer grandes marchas fuera del campo se reunían allí y reían o alborotaban un poco; cualquier cosa que les hiciera olvidar. Se cantaba, se recitaban poemas, se contaban chistes que contenían alguna referencia satírica sobre el campo.

Lea: Partidos políticos y desafección ciudadana: una ecuación desfavorable para la sostenibilidad de la democracia

Todo ello no tenía otra finalidad que la de ayudarnos a olvidar y lo conseguía. Las reuniones eran tan eficaces que algunos prisioneros asistían a las funciones a pesar de su agotador cansancio y aun cuando, por ello, perdieran su rancho de aquel día”. ¿Arte? En todo caso, “por amor al arte”, es decir, para olvidar la penosa situación por ratos.

Todos los psicólogos encomiendan el buen humor para cualquier ser humano y la circunstancia en que se desenvuelva su existencia, por ejemplo, un campo de concentración. Nuestro autor cuenta que al principio del internamiento permitían a los prisioneros reunirse en un cuarto de máquinas a medio construir para saborear durante media hora el plato de sopa que les repartían a medio día.

Al entrar, cada uno recibía un cucharón de sopa aguada y, mientras la sorbían con avidez, un prisionero italiano, trepado encima de una cuba, entonaba arias italianas. Viktor E. Frankl concluye, con un buen sentido del humor, que “los días que nos daba el recital musical, tenía garantizada una ración doble de sopa, sacada del fondo del perol, es decir, ¡con guisantes!”.

Atención a esto. En el campo se concedían premios no solo por entretener sino también por aplaudir. Nuestro protagonista cuenta el caso de un “capo asesino”, así reconocido por su brutalidad: “Una tarde tuve el gran honor de que me invitaran otra vez a la sesión de espiritismo. Estaban reunidos en aquella habitación unos cuantos amigos íntimos del médico jefe; así mismo estaba presente, de forma totalmente ilegal, el oficial al cargo del escuadrón sanitario.

El “capo asesino” entró allí por casualidad y le pidieron que recitara uno de sus poemas que se habían hecho famosos (o infames) en el campo. No necesitaba que se lo repitieran dos veces, de modo que rápidamente sacó una especie de diario del que empezó a leer unas cuantas muestras de su arte.

Me mordía los labios, sigue diciendo nuestro autor, hasta hacerme sangre para no reírme al escuchar uno de sus poemas amorosos y seguramente que gracias a ello salvé mi vida; como además le aplaudí con largueza, es muy posible que también hubiera estado a salvo caso de haber sido destinado a su cuadrilla de trabajo…”. Y concluye: “Así que le aplaudí con todas mis fuerzas”. En todo caso y al fin, arte salvador.

Nuestro autor observa que “la obsesión por buscar el arte dentro del campo adquiría, en general, matices grotescos. Yo diría que la impresión real que producía todo lo que se relacionaba con lo artístico surgía del contraste casi fantasmagórico entre la representación y la desolación de la vida en el campo que servía de telón de fondo”. Refiriéndose a una fiestecilla organizada por el guardia encargado del barracón la segunda noche que Viktor E. Frankl lo pasó en Auschwitz, narra que “de pronto se hizo el silencio y en medio de la noche se oyó un violín que tocaba desesperadamente un tango triste, una melodía poco conocida y poco desgastada por la continua repetición.

El violín lloraba y una parte de mí lloraba con él, pues aquel día alguien cumplía 24 años, alguien que yacía en alguna otra parte de Auschwitz, quizás alejada solo unos cientos o miles de metros y, sin embargo, fuera de mi alcance. Ese alguien era mi mujer”. El arte representado en contraste con el telón de fondo de la desolación de la vida en el campo de concentración.

Por una parte, servía para aliviar la situación de sufrimiento y, por otra, para aumentarlo según los casos y la capacidad de reacción de los sentimientos que se llegaran a vivir en medio de lo desconcertante, de lo incomprensible, de las circunstancias. Del tema del humor en el campo trataré, Dios mediante, en una próxima entrega.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Amelia Delport (12/06/2019)

CONECTARSE CON BITCOIN BINARIO. Gracias a Wildred David, quien me ayudó con un buen programa de inversión, pude duplicar mi Bitcoin después de haber sido estafado tantas veces, si desea obtener 7x de lo que invierte en solo 8 horas INVITA $ 100 y gane $ 700 en 8 horas. El pago del fideicomiso está garantizado. Simplemente contacte a Wilson Davis en Telegram.Telegram: @wilfreddavis

Mr morgan (12/06/2019)

¿Necesita un préstamo? ¿Está interesado en qué tipo de recibo del préstamo? ¿Estás financieramente preocupado? ¿Tienes que pagar deudas? Estamos prestando a una parte del mundo. El interés de nuestro préstamo es del 2% por la duración destructiva, independientemente de la ubicación o el estado del crédito. Obtenga un préstamo hoy. Contáctenos en [email protected] TENGA EN CUENTA: Gastaremos al menos $ 500.00 / Euro hasta un máximo de $ 50,000,000 / EURO DÓLAR. La solicitud de préstamo de ETC debe realizarse en dólares estadounidenses o euros y en cualquier otra moneda utilizada. Los solicitantes de préstamos interesados ​​se enumeran a continuación para completar un formulario de solicitud de préstamo para su aprobación. NOMBRE LEGAL DE LA SOLICITUD Nombre: Mr / Mrs / Mrs apellido: Nombre: cumpleaños: sexo: Estado civil: Pariente más cercano: Siguiente o número de teléfono móvil de Kin y correo electrónico: Dirección actual: país: país: Código Postal: teléfono fijo: No móvil: Dirección de correo electrónico alternativa: Número de vehículos: B. INFORMACION DE PRECIO Fecha de aplicación (día / mes / año): Monto del préstamo requerido: Objeto del préstamo: Ingreso mensual: Duración del préstamo: