Miércoles 21 de Agosto, 2019

Evite sorpresas con regulación del IVA relativa a alquileres

19 de junio, 2019

Antonio Bolaños Álvarez

[email protected]

La Ley para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, aprobada el 3 de diciembre del 2018, entra en vigencia el próximo 1° de julio, por lo que, a partir de esa fecha, la introducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el ordenamiento jurídico costarricense también afectará el arrendamiento de bienes inmuebles.

Si bien la nueva Ley grava la prestación de servicios de alquiler, que antes estaba exenta del impuesto de ventas, la misma contempla una exención para los alquileres de vivienda, así como los garajes y anexos accesorios a las viviendas y el menaje de casa, arrendado conjuntamente con aquellos. Lo anterior, siempre y cuando el monto mensual sea igual o inferior al 1,5% del salario base.

Lea: Reglamento de gas licuado: es por nuestra seguridad

Este año 2019 el salario base es de ¢446.200,00, de modo que los arrendamientos de casa de habitación, cuyo monto mensual de alquiler sea menor a ¢669,300.00, no deberán pagar el 13% de IVA.

Para aquellos arrendamientos de vivienda en los que el precio sobrepase ese umbral, sí aplicará el 13% antes señalado. Por tal motivo, a la suma mensual que se cobra actualmente, se le deberá agregar dicho porcentaje de IVA. Asimismo, es importante destacar que los locales comerciales no cuentan con ninguna clase de exención, así que también deberán pagar el IVA completo, independientemente del monto de alquiler pactado.

No obstante, la ley establece otra exención para los arrendamientos que utilizan las microempresas y pequeñas empresas inscritas en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio, así como las micro y pequeñas empresas agrícolas registradas ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería. A este tipo de alquileres le aplicará el mismo beneficio que al de vivienda, es decir, que la exención aplicará siempre que el monto de la renta mensual no exceda del uno coma cinco (1,5) del salario base.

Por otra parte, los propietarios de casas y locales comerciales que son objeto de arrendamiento, deben tener presente su obligación de aplicar este impuesto a sus clientes, con el fin de luego proceder a declararlo y pagarlo mensualmente. La consecuencia de incumplir ese deber consiste en una responsabilidad solidaria sobre los montos no cobrados. Además, los dueños de inmuebles se exponen a sanciones por no presentar la declaración correspondiente.

A pesar de que el IVA es una obligación que el propietario de la casa o local comercial debe aplicar al monto mensual del arrendamiento, los inquilinos son los obligados a soportar este impuesto. Por tal razón, es importante que los arrendatarios (inquilinos) de inmuebles tomen en cuenta este cambio normativo y ajusten sus presupuestos con anticipación para que el incremento en el pago mensual no los tome por sorpresa.

*Abogado asociado COLBS Estudio Legal



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR