Domingo 21 de Julio, 2019

Las ventajas sexuales de nuestra generación (III Parte)

La era de las soluciones
Mauro Fernández19 de junio, 2019 | 05:30 AM

Hemos venido señalando los grandes avances que ha experimentado la ciencia en materia sexual durante los últimos diez lustros. También hemos señalado que, desdichadamente, estos avances sexológicos no han sido totalmente aprovechados por nuestra población y esto es particularmente cierto en materia anticonceptiva.

Siempre nos gusta recordar que somos una generación afortunada: disponemos de múltiples y variados métodos anticonceptivos de alta eficacia. Es importante comprender los alcances del término alta eficacia. Desde el punto de vista práctico, alta eficacia significa que, si usted no falla, el método no le va a fallar; que, si usted cumple a cabalidad, el método cumplirá a cabalidad. Desde el punto de vista estadístico, alta eficacia significa que los métodos anticonceptivos actuales brindan una efectividad superior al 99%.

Lea: Ser bella causa depresión en las mujeres

Eso significa que, de cien mujeres que utilicen estos métodos a lo largo de un año, menos de una mujer quedará embarazada. En contraposición, se considera que, sin un método anticonceptivo, el ochenta por ciento de las mujeres con vida sexual periódica quedarán embarazadas en los primeros doce meses.

Esto nos habla del enorme aporte de los métodos anticonceptivos de alta eficacia, entre los que se incluyen las pastillas anticonceptivas, la inyección anticonceptiva, el dispositivo intrauterino, el parche, el implante, el anillo vaginal; así como la vasectomía que es la operación que esteriliza al hombre y la salpingectomía, que es la cirugía para esterilizar a la mujer.

Como se comprenderá, los métodos actuales le permiten a la pareja mantener la vida sexual lejos del riesgo de un embarazo. Sin embargo, los estudios señalan que todavía la mitad de los niños que nacen en nuestro país son producto de un embarazo no planeado. De igual manera, las investigaciones muestran que entre el 15% y el 20% de todos los embarazos suceden en mujeres menores de dieciocho años. Un gran porcentaje de estas menores no deseaban quedar embarazadas y tuvieron que abandonar los estudios para dedicarse al cuido y a la manutención del bebé.

Por otra parte, la ciencia señala que mantener relaciones sexuales bajo el temor a un embarazo afecta de manera considerable la esfera sexual tanto del hombre como la mujer; incluso puede generar cuadros de eyaculación precoz en ellos, así como pérdida en el deseo sexual y dificultad para alcanzar el orgasmo en ellas.

Para el costarricense, la paternidad es una placentera responsabilidad, que es vista como una experiencia inmensamente grata, que provoca fuertes sensaciones de realización y plenitud y que a la vez exige una enorme cantidad de tiempo y de recursos.

Las exigencias del mundo de hoy exigen planear la vida y más aún los embarazos. Hoy más que nunca tenemos que planear el número de hijos y hoy más que nunca tenemos que planear el momento idóneo para tenerlos. Toda esta planeación es la que nos permitirá ejercer a cabalidad la tarea de ser padres. Hoy, como nunca antes en la historia de la humanidad, la ciencia nos da los medios para lograrlo.

* Sexólogo



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR