Martes 16 de Julio, 2019

Todo lo que necesita saber sobre el maracuyá

Patricia Vial02 de julio, 2019 | 11:34 AM

El maracuyá o también conocido como fruta de la pasión, es un fruto proveniente de una planta enredadera llamada la vid pasiflora. Su nombre exótico invoca un poco de misterio. Sus flores son únicas y se piensa que los misioneros cristianos le dieron este nombre a la vid, cuando observaron que partes de las flores se parecían a la creencia cristiana acerca de la pasión y resurrección de Cristo.

El maracuyá puede tener cáscara morada o amarilla, pero ambas variedades tienen en su interior una pulpa dorada con pequeñas semillas color marrón. A pesar de su pequeño tamaño, la fruta de la pasión está cargada de nutrientes importantes para mantener una buena salud, algunos de estos son:

Lea: El coco y sus derivados alimenticios

Valor nutricional:1 maracuyá morado pequeño (18 g.), contiene 4 g de carbohidrato, 2 g de fibra y solo 16 Calorías. 2 gramos de fibra, es una cantidad apreciable para un fruto pequeño. La fibra es importante para mantener sanas las funciones del sistema digestivo y además ayuda a prevenir el estreñimiento.

Contiene antioxidantes: el maracuyá es rico en vitamina C, un antioxidante que ayuda a combatir el daño ocasionado por los radicales libres en el cuerpo, contribuyendo así a prevenir algunas enfermedades, y también juega un papel importante en la producción de colágeno, una proteína que forma parte de los vasos sanguíneos, ligamentos y huesos.

También contiene vitamina A, que actúa antioxidante y forma parte esencial de los pigmentos visuales, ayudando a mantener la piel sana y favoreciendo la cicatrización de las heridas. Los polifenoles, específicamente el piceatanol, forma parte de los antioxidantes presentes en esta fruta.

Al elegir el maracuyá, busque aquel que se sienta pesado y que sea de color púrpura o amarillo. Si es verde, aún no está maduro. Asegúrese que no haya decoloración, hematomas o manchas verdes en la cáscara. La piel puede ser lisa o arrugada, en cuanto más arrugada está la piel, más madura está la fruta.

El sabor ácido del maracuyá lo hace muy versátil en la elaboración de postres, helados, paletas, tartas, mermeladas, salsas y aderezos. También se puede comer con una cuchara directamente de la cáscara o colocar las semillas en un colador fino y presionar para que el jugo salga a través de este.

¡Aproveche este fruto tropical y disfrute de todos sus usos culinarios!

* Gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.

* Foto portada tomada de Aleteia



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR