Miércoles 20 de Noviembre, 2019

La valiente lucha de los colegiales costarricenses

04 de julio, 2019

Prof. Jenaro A. Díaz-Ducca

[email protected]

Hoy nos queremos referir al movimiento estudiantil colegial y su valiente lucha surgida espontáneamente durante el mes de junio del año en curso. En primer lugar, es importante recordar que desde hace muchos años se vive un malestar entre estudiantes y profesores de primaria y secundaria debido a las condiciones de abandono generales, sobrecarga y precariedad laboral, que tuvieron un clímax con la Huelga del Magisterio del 2018, que se extendió por tres meses y fue declarada legal por los Tribunales de Trabajo.

Así, para el año en curso las disposiciones del ahora polémico exministro Edgar Mora (que comentáramos en ocasiones anteriores) fueron demasiado para los propios estudiantes, quienes ante la incertidumbre de la implementación de las pruebas FARO en lugar del examen de Bachillerato, el deseo de gastar ¢300 millones de colones en drones (ocasión para la cual Mora llamó “chancheras” a los colegios técnicos), el ominoso proyecto de “Educación Dual” (del cual también escribimos previamente), y finalmente el proyecto de construcción de “baños neutros” cuando en decenas de escuelas en Costa Rica no hay ni baños, ni luz, ni aulas, ni maestros, ni el equipo básico para la enseñanza, hicieron que los jóvenes de colegios de la Zona Norte de Costa Rica, entre otros, se levantaran para exigir políticas verdaderamente inclusivas y respetuosas de la realidad de sus comunidades.

Lea: Reflexiones en torno a las más recientes protestas sociales acaecidas en Costa Rica

Dadas las circunstancias, el pasado miércoles 26 de junio el gobierno de Carlos Alvarado envió a un contingente de policías para abrir el Liceo Cuatro Bocas de Upala, que se encontraba cerrado por una manifestación de estudiantes, quienes, además de los puntos mencionados arriba, pedían la renuncia inmediata del ministro Edgar Mora tildándolo de ineficiente, incapaz, e ignorante de las condiciones educativas costarricenses.

Para horror de muchos, los policías forcejearon con los estudiantes, golpeándolos y gaseándolos. Las imágenes y testimonios de los jóvenes nos recordaron tristes episodios de represión de otros tiempos y otras latitudes. Para el día siguiente, la desbordante solidaridad estudiantil no se hizo esperar, uniéndose decenas de otros colegios a lo largo y ancho de Costa Rica de modo que, para finales de la semana pasada, se contaban cerca de 120 colegios en paro, es decir, casi un 20% del total del país.

¿Se han despertado los jóvenes de Costa Rica? Estas movilizaciones, espontáneas, repetimos, nos evocaron los heroicos tiempos de la lucha contra la dictadura de los hermanos Tinoco en 1919 (centenario curiosamente olvidado por el “Gobierno de Unidad Nacional”), la lucha contra Alcoa, el Combo ICE o el Tratado de Libre Comercio con los EE.UU., gestas donde la juventud costarricense tuvo un papel preponderante junto a otros sectores de la sociedad civil.

Pudimos ver en Internet colegiales en asambleas, desfiles, marchas y concentraciones que los retrataban como seres críticos, pensantes, ciudadanos del futuro dispuestos a luchar por una Patria mejor. Como era predecible, esta avalancha de jóvenes logró la renuncia del ministro Mora, pero las otras causas siguen en pie y por lo tanto el movimiento continúa.

Poco después salieron al paso los detractores, que no escatimaron (hoy igual que toda la vida) en tachar a los jóvenes de “manipulados, ignorantes, vagos”, como se hizo con los educadores el año pasado. ¿Cuáles intereses tienen estas voces, en satanizar y desmovilizar la causa justa de los jóvenes, maestros, pescadores, transportistas, y otros sectores que se les han unido?

Para colmos, encontramos entre estas voces reaccionarias a algunos partidos y organizaciones de izquierda, hoy en contubernio con el desgobierno de Piza-Alvarado, además, óigase bien, de profesores y estudiantes universitarios, aquellos que el prócer Rodrigo Facio llamara “la conciencia lúcida de la Patria”, pero que hoy día roncan en sus laureles apolillados, o vomitan la intolerancia en nombre del “amor, la inclusividad y los derechos humanos”. ¿No serán más bien la conciencia comprada de la Patria? O bien, ¿la inconciencia sucia, cómplice y cobarde?

No nos queda más que llamar a estos y a otros tontos útiles del neoliberalismo a la calma, la reflexión, y a deponer su soberbia académica, adultocéntrica y capitalina, y a reconocer en la lucha de los colegiales de Costa Rica un movimiento patriótico, democrático, válido y auténtico.

¿Que los jóvenes son manipulables? ¿Acaso los adultos no son manipulables, como vimos en la primera y segunda ronda de las elecciones del 2018 con campañas del miedo, y como vemos hoy día en la prensa corrupta y evasora cuando nos sacuden el pisuicas de chuica de la homofobia, el sindicalismo, el fanatismo religioso, o el cubano-castrismo entre otros?

Cerramos dirigiéndonos al presidente Carlos Alvarado: aunque en 14 meses de su Administración solo ha demostrado que el diálogo con la sociedad civil no le interesa y que solo vela por los derechos de la Patronal que evade el 8% del PIB y el lobby que según el sitio Lgbtfunders.org ha invertido más de $5 millones de dólares en Costa Rica para impulsar una agenda muy específica, recuerde que usted es el Presidente de todos los costarricenses, así que haga sus favoritismos y orgullo a un lado por el bien de la paz social de Costa Rica.

La entrada en vigencia de la violencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA), las amnistías fiscales a los grandes evasores, la impunidad alcahueta para funcionarios corruptos y las leyes antihuelgas y antisindicales son malos precedentes y peores augurios para los próximos tres años de su administración. Aprenda de la Historia y aprenda de los humildes: escuche y no reprima, no siga la senda de la dictadura, la injusticia, y la confrontación social. Las consecuencias son muy serias e impredecibles.

¡Adelante, valiente pueblo y valientes jóvenes de Costa Rica, sigan con su admirable ejemplo de dignidad y civismo! ¡El futuro les pertenece por derecho propio! Como en las luchas de mayo de 1968, ¡sean realistas y exijan lo imposible!

*Magíster en TESOL, UCR



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Lio (04/07/2019)

Doña Aurora, y que me dice del pelo del exministro Mora y las vulgares mechas de Garnier?

Rubén (04/07/2019)

¿Porqué no se sumaron los estudiantes del GAM?... Sencillo, ellos no comen cuento, manipulación sindical y fanático religiosos; no vendan humo.

Aurora (04/07/2019)

Vaya vago, por lo menos dele de comer a una barbero, porque así das asco.

NICOLE (04/07/2019)

OTRO VIVIDOR DE CUATRO SUELAS, ¿ PORQUE NO LE EXPLICA A LOS CIUDADANOS, CUANTO ES SU SALARIO, CUANTOS PLUSES RECIBE ? me atrevo asegurar que este vividor su salario es de por lo menos 8 millones de colones mensuales, a costa de hasta el mas humilde campesino que se mata día a día para ENGORDARLE LA BELLETERA A ESTE PARÁSITO, QUE POR CIERTO LA ANDA EN LA BOLSA DERECHA DEL PANTALÓN, ahora viene rasgándose las vestiduras agitando a los jovenes, vaya vago hagase una empresa, trabaje de verdad y no ande de AGITADOR DE JOVENES.