Martes 19 de Noviembre, 2019

No existe la vida perfecta

12 de julio, 2019

Paula García

[email protected]

Es curioso cómo desde pequeños nos venden la idea de construirnos una vida perfecta, donde todos sean felices, los problemas no existan y podamos presumir de que somos afortunados. Llama la atención que muchas personas se deprimen o se preocupan sobre el que dirán cuando curiosamente no han comprendido que quienes hablan, opinan, critican o presumen de sus vidas sufren de mayores carencias.

La vida es perfectamente imperfecta, necesitamos fallar muchas veces, necesitamos sufrir, crecer y luchar por lo que queremos y necesitamos. Ciertamente hay momentos hermosos, maravillosos e inolvidables, pero si presta atención, eso ocurre cuando deja de preocuparse por vivir en función al resto de la humanidad y solo disfruta del momento.

Lea: Por su cerebro: muévase

Hay algunas personas más afortunadas que otras, unas que luchan menos para alcanzar las metas y otras que luchan por años y años sin conseguir resultados favorables. El ser exitosos no es cuestión de títulos, influencias o suerte, sino que es parte de la vida. Hay quienes luchan más en un plano que en otro y quienes fracasan más que otros, pero eso no significa que sean malos o mediocres, sino que les cuesta más en un plano que en otro.

No se estrese ni se ofusque cuando conozca personas con vidas supuestamente perfectas, es solo que estas esconden mejor sus problemas del resto y presentan una máscara llamativa y maravillosa de un mundo irreal. Una vida sin problemas no tiene sentido, no tiene colores ni matices.

No hay vidas perfectas, hay personas que luchan por alcanzar su propia idea de perfección en la vida y eso es muy válido. Usted puede elegir a dónde pertenece, si a los que luchan y sonríen a la vida en lo bueno y lo malo, y asumen las consecuencias de estar vivo para poder disfrutar de lo bueno cuando llegue, o a los que se lamentan, se sienten envidiosos o construyen mentiras de una vida perfecta para vender una imagen.

Revise su actitud ante la vida, revise su posición ante los problemas y verá que muchas penas pueden evitarse si deja de compararse, si asume riesgos controlados y pelea por lo que quiere, si deja de escuchar a quienes intentarán quitarle los ánimos y si deja de contar más de la cuenta sobre su vida, planes y proyectos.

Hemos entendido mal los cuentos de hadas, los creímos textuales, los entendimos al pie de la letra. En efecto, cada persona escribe su propia historia, en cada historia hay villanos, pero no siempre tienen nariz larga y puntiaguda y son brujas; muchos son ovejas, vecinos, amigos, familiares y conocidos conviviendo a diario en su mundo. Hay hadas, pero no de las que hacen hechizos buenos y lindos o cambian el mundo real con la varita mágica, esas representan los milagros y oportunidades de cada día que pueden hacer mágico su día a día.

El príncipe o princesa representa a esa parte de usted mismo que tiene la capacidad de rescatarse, de construir e idear formas de cambiar o asumir los problemas y el vivieron felices para siempre significa su propio compromiso con la vida, su derecho a elegir ser feliz, aun en medio de batallas y problemas, porque la vida perfecta es la falacia más grande que hemos construido con la simple intención de no tener que asumir las dificultades con actitudes saludables.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Adam (13/07/2019)

awasome. you are right. http://allwishquotes.com

Adam (13/07/2019)

Absulately. You just pin point . wishing you best

Rodrigo (12/07/2019)

Es cierto; la vida no es perfecta. Algunos la tienen fácil y buscan problemas para darle sentido. PAnteponiendo lo espiritual a lo físico considero se tiene una vida más feliz. No sin problemas pero en el amor de Dios está la felicidad.