Martes 17 de Setiembre, 2019

Cirugía radical, abusiva y mortal al modelo eléctrico costarricense

10 de julio, 2019

Walter Hernández Vargas

[email protected]

El 5 de junio, el actual ministro del Minae afirmó que, “el modelo del ICE ya no es compatible con la necesidad energética del país”, que “se requiere de una reforma completa del sistema eléctrico¨ y que se perdió esa visión de desarrollo y solidaridad.

Cierto que el ICE, por una u otra razón, ha estado en la picota recientemente, debido a decisiones erróneas de personas con nombres y apellidos, que le ocasionaron serias pérdidas, por inversiones fallidas, compras sospechosas y ruinosas… Además, tuvo otras pérdidas involuntarias, pero no del todo inevitables, debidas al Diferencial Cambiario, que cada día erosiona las finanzas y presupuestos de todas las instituciones públicas, a pesar de que el antídoto, lo ansíen unos y lo esconden otros.

Lea: Si se perdieron 10 millones de dólares diarios… ¿entonces?

Don Allan Benavides, de la ESPH, publica luego un artículo donde afirma que llegó la hora de transformar al ICE y menciona posibles “cambios”, para el uso de fuentes renovables, y un “replanteamiento del sistema tarifario”.

Continúa diciendo “cosas bonitas del ICE” como para romper el hielo, y luego nos plantea en qué consiste su gran idea:

¨Dijimos en una oportunidad, desde la Cámara de Empresas de Distribución de Energía y Telecomunicaciones (Cedet), y mantenemos la propuesta, que el Centro Nacional de Control de Energía (Cence) debe ser dirigido por una empresa nacional de naturaleza pública descentralizada del ICE; este rol debe salir de manos del Instituto, que ya finalizó su trabajo. Hoy es la sociedad civil la que debe decidir sobre estos temas”.

¡Su “transformación” no se refiere a una reingeniería de toda la institución, sino a una peligrosa cirugía! ¡Se trata de extirparle el Cence al ICE! ¿Será este un zarpazo directo a la yugular del Sector Eléctrico del ICE? Apenas como para desangrar a la institución. En medio de la crisis fiscal, plantea crear una empresa nacional descentralizada. ¿Por qué?

¿Qué es eso de que “hoy es la sociedad civil” la que debe de decidir? Si vemos que es el Gobierno el que pretende tomar decisiones. Nadie está invitando a los ciudadanos para que en un plebiscito tomen la decisión.

Este señor “se cura en salud¨ y dice que nadie piensa en privatizar el mercado eléctrico,  que desde la trinchera el ICE debería de liderar el uso de fuentes renovables (¡como si no fuera líder mundial en el tema!), y que debe replantear el sistema tarifario para que estimule la llegada de nuevas empresas al país (no dice cuáles), y que los gremios, que tampoco define, (¿Cedet, Acope y Acograce?), deben de promover estos cambios. Termina diciendo que confía “en la disposición de la presidenta” del ICE para avanzar en estas propuestas.

Estos señores del Cedet saben que el ICE no es un monopolio, porque el ICE comparte el mercado con generadores privados, con ESPH, Jasec y cooperativas.

Pero por ley el ICE tiene el deber de controlar el Sistema, protegerlo contra grandes apagones y servir de respaldo cuando a algún operador tenga sobredemanda o alguna avería que no le permita dar abasto, ello implica responsabilidad y un costo.

Por eso el ICE ha ejecutado una gran inversión en Embalses, represas y plantas térmicas de emergencia, para que la capacidad instalada, sea mayor a la demanda. Pero el fondo del asunto no es lo que el ICE puede hacer. El fondo del asunto es… cómo pueden algunos empresarios aprovecharse de los recursos del ICE para generar grandes ganancias para los generadores privados y una significativa disminución de costos para grandes empresarios o grandes consumidores. Si lo que se busca es reducir costos, ¿por qué no cortar con la cara regulación del Sector de Energía, que paga a la Aresep más de 6.310 millones de colones por año?

Tratan de confundir al lector, porque el ICE sí sabe de energías renovables. Las tarifas eléctricas en gran parte dependen de la Aresep y de otras variables, que encarecen el costo de la energía, como el pago que el ICE hace a generadores privados, debido a leyes y contratos que lo amarran, pero que pronto cesarán.

Esto pone ansiosos a millonarios que por años y años han recibido millones y millones (¡se afirma que hasta 150 mil millones en 2018!) gracias a concesiones, a precio ridículo, por el uso de las aguas de los ríos. Probablemente ya han recuperado, con creces, su inversión. Aunque el Ministerio de Hacienda, quizás nunca les ha cobrado un cinco por impuestos de renta, no desean perder sus jugosas ganancias.

¿Qué amenazas u oportunidades tienen los otros productores de energía? El reducir las compras al ICE para cubrir su demanda con energía importada, aunque esta sea de plantas térmicas que contaminan otro país. ¿No es hipocresía? ¡Le pedimos al ciudadano que pague el etanol, para descarbonizar Costa Rica, y le abrimos la puerta a los empresarios privados, para que, comprando energía más barata por medio del Cence, contaminen otros países y dañen la salud de otras poblaciones!

Me pregunto si podremos seguir sintiéndonos orgullosos de nuestro Modelo Eléctrico, que es afamado mundialmente, si nuestro apoyo a las energías renovables no se sostiene porque en nombre de la “reactivación económica” se busca reducir los costos de las grandes empresas o aumentar sus ganancias.

Error grave sería atentar contra una institución que es motor del progreso nacional y que con sus más de 13 mil empleados genera encadenamientos productivos beneficiosos para miles de empresas proveedoras y comerciantes nacionales.

Las organizaciones sindicales del ICE en el DIARIO EXTRA hacen un justo contraataque al ministro del Minae, exponiendo que se equivoca, porque el ICE, sigue sirviéndole a la comunidad nacional, y lo hace en forma destacada a nivel mundial, y sin olvidar para nada, la solidaridad. Ni la isla de Chira, ni los pueblos de Talamanca, ni la Isla del Coco, pueden decir que el ICE los tiene olvidados.

Cierto que la competencia por el mercado y los clientes le puede hacer bueno a las empresas, pero no todo es dinero. Se logró la apertura del mercado de Telecomunicaciones, pero… hoy los clientes estamos, de una u otra forma, pagando un costo mayor a 3 veces la inversión por su infraestructura.

La compra/venta de bloques de energía es un término propio de eso que el ministro del Minae llama “modernidad”. Parecido a lo que hace la Empresa Uber. Que aporta una plataforma digital, y con ella da empleo. Pero se aprovecha de vehículos, licencias, teléfonos, infraestructura vial y de Telecomunicaciones que pertenecen a otros y sigue el mal ejemplo de las que no quieren pagar renta o tributar. De igual forma, algunos desean aprovecharse de la infraestructura y tecnología del ICE para negociar bloques de energía al mejor postor.

Como si eso fuese poco, pretenden justificarse, difamando al ICE para extirpar el Cence y ponerlo al servicio del capital empresarial, sea de los que compran o venden energía. ¿Pretenden hacer fiesta, con lo que no les cuesta?

Hace años están con esta idea de aprovecharse del ICE, y por eso se escribió el artículo: “Pagará el pueblo el Rescate de los Grandes Consumidores de Energía”. En este país, sobran empresarios que desean un subsidio o una exoneración y hasta les resiente o molesta que a los muy pobres se les cobre barata la electricidad, menos que a ellos.

¿Cuánto le costó la infraestructura del Cence al ICE? Es el centro de control de energía más avanzado de Centroamérica y costó $59 millones de dólares puede albergar a cerca de 200 trabajadores.

El Cence es, sin duda, uno de los activos más caros, preciados, estratégicos y neurálgicos del ICE. No solo por lo que ya ha logrado sino por todas las cosas que facilita y controla. Su potencial para la distribución y la comercialización de energía, con ayuda de la Línea Siepac, es enorme.

En entrevista con un diario de circulación nacional, el Sr. Presidente afirma que el “mercado eléctrico costarricense migrará -siguiendo las tendencias mundiales- del actual modelo centralizado a uno de red”. Que debe de “existir una rectoría del Estado. No puede estar a la libre porque se pierde la seguridad energética”. ¿Acaso el ICE no le pertenece al Estado? ¿Qué más seguridad energética desean, si llevamos 8 años sin un apagón general?

Se continúa afirmando que: “lo que sí es cierto es que la institución se despedirá de los proyectos hidroeléctricos, por el impacto ambiental que generan, y priorizará la generación de energía eólica o solar”.

Así que ampliar el porcentaje de participación privada, sería una “modernización sustantiva para que los privados no tengan límites de participación”, de acuerdo con el director ejecutivo de Acope. Esto termina de aclarar, porque don Allan Benavides, de la ESPH, afirma que hay empresas interesadas en venir. ¡Se ven los “dólares en el aire”!

Cuando logren convertir la electricidad en una mera mercancía, y su despacho obedezca más a criterios de precios de oportunidad y competencia entre empresas privadas, el satisfacer la demanda nacional como prioridad será cosa del pasado y si hubiese comunidades sin flujo eléctrico no se podrá responsabilizar a nadie en específico, porque lo importante será hacer dinero y respetar los jugosos contratos. Podría pasar como pasa hoy con la banda cambiaria que el BCCR pone para el dólar. Los bancos, de a callado, negocian entre ellos, la oferta y la demanda al mejor postor. Así, es inútil cualquier fórmula matemática y objetiva. Y las decisiones del BCCR para intervenir en la compra y venta, dizque, para regular el mercado, devienen en subjetivas, discrecionales y manipulables.

No sería extraño, entonces, que manden al ICE a detener plantas generadoras, para así dejar que empresas extranjeras o de capital mixto tengan la oportunidad de vender electricidad generada con eólicas, o plantas solares adicionales a las existentes (privatizando las ganancias, y socializando los costos).

Cuidado si con esta “modernización” y “rescate financiero al ICE” que anuncia el Sr. Presidente, más bien lo que se logra es arruinarlo, poco a poco, como a Sansón, que luego de seducirlo con halagos y caricias, lo enceguecieron, ataron y forzaron a moler el trigo ajeno. Dejar al ICE con la gran deuda en dólares y con escasos ingresos para darle mantenimiento y respaldo al sistema, mientras empresarios privados se aseguran grandes ganancias. Va a necesitar algunas firmas.

¿Serán los miembros del gobierno capaces de firmar y ejecutar esta cirugía tan seria al ICE? ¡Todavía la Fiscalía no ha terminado de llamar a cuentas por la concesión de la explotación del oro en Crucitas!

Hoy Japdeva agoniza ante la Concesión a APM Terminals. Y qué será de su infraestructura, y de sus empleados. El CNP está en riesgo de cierre, ¿y a quién le van a dar la explotación del Licor? Y no faltan los que se frotan las manos ante la posibilidad de echarle mano a los valiosos oleoductos, tanques e instalaciones públicas de Recope.

A aquellos que promueven esta iniciativa hay que pedirles que hagan eco de las palabras del ministro del Minae, cuando se opuso al Proyecto Diquís, y le presenten al país un proyecto que sí cuente con: “… estudios u otras valoraciones de impacto social y económico que justifiquen la declaratoria de conveniencia nacional… un análisis de costos y beneficios, un análisis objetivo. Que un proyecto lo impulse una entidad del Estado, no lo hace de interés público automáticamente”.

Vamos a ver si la estrategia de rescate financiero del ICE, que el mismo Sr. Presidente anunció el 12 de junio, como fruto suyo y del equipo de gobierno, verdaderamente es de conveniencia nacional, o si satisface el interés privado antes que el público (CP. Art. 11). ¡El ICE no celebra los 70 años por seguir las tendencias mundiales, sino por tener como claro norte el servicio a la Patria!

*Profesional en Ciencias Económicas


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

mycfavisit (13/07/2019)

Dollar General survey is an online survey it was available for all the customers who want to give their feedback

Andres (10/07/2019)

Dejemos tanta hablada de paja como el artículista, vayamos al grano, ¿ Donde está el epicentro del terremoto, donde está el ojo del huracán ?, lo demás es pura hablada, pura paja.

Gido Picado Jiménez (10/07/2019)

No es frecuente ver en los diarios nacionales, análisis tan certeros como este que nos brinda este ciudadano. A mi me gustaría ver una confrontación pública entre este analista y los que pretenden hacerse con los bienes del ICE para engorsar sus bolsillos.

Juanito Mora (10/07/2019)

Para nadie es un secreto que el PLN y su sucursal el PAC quieren destruir todas las instituciones estatales que han hecho grande a Costa Rica. Eddie Monster es enemigo del pueblo de Costa Rica y por eso será fusilado.

Alberto H. (10/07/2019)

El ICE, igual como muchas instituciones del estado hasta la década del 70 era un gusto como trabajaban, la CCSS tenía la misma infraestructura de hoy en día cuando eramos 1200.000 un millon doscientos mil habitantes en C.R, era una belleza, el MOPT con sus cuadrillas daba gusto la construcción de la infraestructura nacional, el ICE ni que hablar era lo máximo, ¿ Pero que sucedió ?, ¿ Porque o quienes las charralearon ?, hoy todo el mundo habla pestes de estas instituciones, los sindicatos de esas instituciones LAS ECHARON A PERDER, como es posible el ICE, un monopolio en su tiempo en electricidad y telecomunicaciones en CRISIS FINANCIERA, valgame Dios, ¿ QUE HICIERON SUS ADMINISTRADORES, AUDITORES, ANALISTAS, DESARROLLADORES ?, donde estaban todos estos empleados, si lo sabemos, TODOS SINDICALIZADOS Y COMO SANGUIJUELAS PEGADOS A LA YUGULAR DE LA INSTITUCIÓN SACANDO CUANTO PODÍAN, los sindicatos de esas instituciones son los que han causado LA RUINA A ESAS INSTITUCIONES Y LLEVANDOSE EN BANDA TODO LO BUENO QUE HICIERON NUESTROS ANCESTROS, esos vividores sindicalistas se SIRVIERON CON CUCHARA GRANDE Y HAN QUEBRADO A UNA INSTITUCIÓN TAN EMBLEMATICA COMO EL ICE. ¿ Cuantas empresas privadas tienen los mismos o mas años de existir que el ICE ?, y ahí existen todavía, ¿ PORQUÉ ?, porque hubo orden, excelente administración y NO EL SAQUEO QUE LOS SINDICATOS PÚBLICOS HAN HECHO DE LAS INSTITUCIONES DE TODOS NOSOTROS LOS COSTARRICENSES.