Miércoles 21 de Agosto, 2019

Funcionarios del PANI trabajan frustrados y con miedo

Bharley Quirós17 de julio, 2019 | 04:00 PM

Representantes de los gremios de trabajadores sociales, psicólogos, promotores sociales, abogados y administradores del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) señalaron a los diputados de la Comisión de Niñez, Juventud y Adolescencia que los funcionarios de dicha institución trabajan con depresión, frustrados, y con miedo constante a ser sancionados o despedidos.

Además, alegan que las sobrecargas de trabajo que manejan, les impide salir adelante con todas las denuncias situación que también los afecta psicológicamente.

Sonia Manzanares, representante del gremio de trabajadoras sociales, indicó que tras las lamentables muertes de tres niños, a pesar de denuncias que se hicieron al PANI, la responsabilidad ha recaído exclusivamente en tres trabajadores sociales, cuando existe toda una cadena de mando institucional que tiene una gran responsabilidad en el tema.

Señaló que la ley que impulsa la ministra Patricia Vega, para poder despedir funcionarios de la institución sin el debido proceso es parte de la tensión con la que viven y laboran. 

Recordó que el PANI apenas cuenta con 284 trabajadas sociales para atender a más de 459 mil hogares en pobreza, otros 88 mil que están en riesgo de caer en pobreza y en general al 1.3 millones de niños que viven en el país.

Parte del problema es la falta de personal para las distintas sedes regionales que tiene la institución. Esto porque cada programa social nuevo que se crea, llega o se asigna a la oficina local no viene acompañado por personal adicional, sino que es el mismo el que debe asumir esas nuevas funciones, generándose una recarga que les impide cumplir con sus labores normales y con las nuevas.

Lea: ARESEP paga ¢3.792 mills a autobuseras

Sonia Rojas, del gremio de psicólogos del PANI, señaló la sobrecarga de trabajo que tienen.

Explicó que la institución multiplica y amplía las funciones del personal, con dos consecuencias: la imposibilidad de realizar un trabajo interdisciplinario real potenciando la generalidad en detrimento de la especialidad.

“Es común ver a profesionales en psicología asumiendo funciones que no tienen que ver con su profesión. Generando a los funcionarios en las oficinas locales sentimientos de frustración, impotencia y dolor al no poder responder de forma oportuna a las situaciones asignadas, y con la amenaza del órgano disciplinario listo para castigar”, apuntó.  

Óscar Lépiz, del gremio de promotores sociales, dijo que apenas cuentan con 58 de ellos para cubrir todo el país.

Por ejemplo, un solo promotor social debe ver hasta tres cantones o uno solo debe asumir todo cantón de San Carlos que es enorme.  

Y para realizar su labor tiene que usar sus propios vehículos, ya que tienen escaso acceso al carro institucional, lo que ha llevado a que muchos funcionarios incluso deban transportarse en autobuses, cargando los materiales de trabajo. 

La diputada oficialista Catalina Montero preguntó ante la necesidad de personal si existe un estudio de cuántos profesionales se requieren y en qué áreas.

Óscar Cordero, de la asociación profesionales en administración, reconoció que no existe un estudio actualizado de cuanto personal se requiere en todos los ámbitos de la institución.

 

FALTA COMUNICACIÓN

 

La diputada liberacionista María José Corrales, quien preside la comisión, preguntó si estas preocupaciones son del conocimiento de la jerarca y qué respuesta han recibido.

Manzanares, por su parte, mencionó que no existe una comunicación clara con la ministra Vega.

“Es un poco difícil la comunicación con ella, en realidad ustedes pueden ver en las carpetas que les entregamos, por ejemplo, en el tema de capacitación de 19 temas que se le presentó, ella solo aprobó uno, y la respuesta de la Comisión de Capacitación del PANI fue que ella iba a elegir los temas de capacitación para cada gremio, según el modelo de gestión que ella tiene”, afirmó.

Sobre esa visión de cómo atender la problemática de la niñez que sufre maltrato, la trabajadora social lamentó que la propuesta de la ministra sea minimizar el trabajo con la familia y solo se atiende las emergencias inmediatas.

“No ha existido una aprobación de capacitación, nosotros desde el gremio somos los que capacitamos a nuestros profesionales. No hacemos nada con institucionalizar a los niños y separarlos de su familia y su medio ambiente”, enfatizó.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR