Lunes 03 de Agosto, 2020

Síndrome de ovarios poliquísticos y alimentación

Dra. Alina Chaverri01 de agosto, 2019 | 12:02 AM

El síndrome de ovarios poliquísticos es un trastorno hormonal frecuente en mujeres jóvenes que se caracteriza por trastornos en el ciclo menstrual (afecta la ovulación y causa períodos menstruales irregulares), aumento en la producción de hormonas masculinas y ovarios con múltiples quistes.

La mujer con el síndrome de ovarios poliquísticos presenta por lo general ciertas características como acné, caída excesiva de cabello, infertilidad, acantosis nigricans (manchas en la piel, en especial alrededor del cuello) entre otras.

Además, pueden presentar varias situaciones que incrementarían el riesgo cardiovascular, como por ejemplo colesterol y triglicéridos altos, obesidad concentrada a nivel abdominal, presión alta e hiperinsulinemia. Independientemente de la edad de la paciente o de su peso, también se ha observado un riesgo mayor de intolerancia a la glucosa y de padecer de diabetes mellitus. Todo lo anterior está asociado también con el llamado síndrome metabólico.

Lea: Fisioterapia y sus beneficios

Se ha demostrado, por medio de estudios, que una reducción de peso por medio de una dieta saludable proporciona mejoras muy importantes con respecto a la sensibilidad a la insulina, además, se observa mejoramiento en la función menstrual y en la función reproductiva. Además, el crecimiento de vello disminuye.

Las siguientes son algunas de las recomendaciones dietéticas y de actividad física más importantes cuando se tiene este síndrome.

- Mantener un peso adecuado según su estatura o iniciar un plan de pérdida de peso con asesoramiento de un nutricionista calificado. El hecho de perder al menos un 5% de su peso, hará que mejore su panorama general de salud.

- Realizar más actividad física (caminar, trotar, bailar por ejemplo) con el visto bueno de su médico. El ejercicio también le puede ayudar a controlar la ansiedad y la depresión al aumentar sustancias en su cuerpo que la van a ayudar a sentirse mejor y más positiva.

- Al bajar de peso, es más probable que se restablezca la ovulación y que se normalicen los ciclos menstruales.

- Al mismo tiempo, si come más sano, estará disminuyendo el riesgo de ser diabética y bajará la probabilidad de tener colesterol o triglicéridos altos.

- Consumir alimentos que tengan baja carga y bajo índice glicémico (es decir que no alteren o alteren muy poco los niveles de azúcar en sangre). Estos alimentos aumentan la sensación de saciedad y reducen el hambre.

- Las lentejas, los frijoles de diversas clases, los garbanzos, las palomitas de maíz al natural y el salvado de trigo también pueden incluirse dentro del plan.

- Evitar en la dieta las bebidas azucaradas y las golosinas dulces y grasosas.

TOME EN CUENTA TAMBIÉN QUE…

Los ácidos grasos omega 3 ayudan a reducir el riesgo de enfermedad del corazón que tienen las mujeres con síndrome de ovario poliquístico. Incluya el llamado pescado “azul” en su alimentación (tres veces por semana), como atún, sardinas, trucha.

Debe incluir al menos tres porciones de fruta (aproximadamente 2 y media tazas) y al menos 2 o 3 tazas de verduras no harinosas distribuidas durante el día.

La cantidad de alimentos ricos en proteína y carbohidratos deben ser calculados por el nutricionista según la necesidad del paciente, al igual que la cantidad y el tipo de grasa.

El plan de alimentación se debe adaptar a las necesidades de cada paciente, por lo tanto, es necesario analizar el consumo de alimentos en forma detallada para determinar cuáles son los cambios que deben hacerse.

Recuerde que en la clínica Adroge S.A., del doctor German Naranjo Montero, le brindamos la asesoría nutricional que usted necesita y además cuenta con el tratamiento con acupuntura y fisioterapia para apoyarlo en su afán por mejorar su calidad de vida.

 

*Nutricionista de la clínica Adroge S.A.

Tel.: 2257-0098



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR