Viernes 06 de Diciembre, 2019

Alimentación sana en las personas de edad avanzada

Dra. Alina Chaverri01 de agosto, 2019 | 03:03 AM

En cada etapa de la vida existen particularidades en cuanto a alimentación. Cuando el individuo llega a una edad avanzada (adulto mayor), es muy importante poner atención a algunos indicadores que nos podrían alertar de un estado nutricional inadecuado que a su vez puede traer consecuencias negativas en su salud.

Algunos de estos indicadores pueden ser (entre otros):

-Pérdida de peso considerable e involuntaria en cierto periodo.

-Una relación significativamente alta o baja entre el peso y la estatura.

-Consumo excesivo o insuficiente de alimentos.

Lea: ¿Cómo saber si un producto es 100% queso?

-Aparición de trastornos relacionados con alimentación (por ejemplo, osteoporosis, deficiencias de vitaminas y minerales, valores anormales de colesterol, triglicéridos, glucosa y otros).

-Agotamiento anormal al realizar actividades cotidianas.

Tanto la desnutrición como la obesidad son problemas comunes en personas de edad avanzada. Ambos problemas pueden afectar la calidad de vida de manera negativa. Puede verse afectada también la independencia del individuo al realizar sus actividades normales. El consumo de proteínas a veces suele ser muy bajo (carnes en general, queso, huevo, leche, frijoles, garbanzos, lentejas) y el consumo de alimentos que brindan energía también puede ser muy bajo llevando a una disminución en el peso o, en caso contrario, el exceso en el consumo se asocia con obesidad (alimentos harinosos como arroz, papas, panes). El consumo de grasas dañinas se puede volver elevado.

Los adultos mayores que viven solos pueden descuidar en alto grado su alimentación llegando a extremos de desnutrición o en caso contrario obesidad o sobrepeso debido a que se preparan “cualquier cosa”. En este caso, se recomienda el apoyo de familiares o personas allegadas que se encarguen de preparar o supervisar las comidas y la compra de los comestibles, o bien, que el mismo adulto busque asesoría nutricional para la organización de sus comidas.

Se pueden presentar deficiencias de vitaminas relacionadas con el consumo de algunos medicamentos. Por eso también debe brindarse asesoría relacionada con los medicamentos para evitar deficiencias de algún nutriente.

Como parte del proceso normal de envejecimiento, la absorción o utilización de algunos nutrientes se ve disminuida. Además, la sensibilidad hacia los sabores y olores disminuye en esta etapa de la vida, por lo que es necesario aumentar la condimentación de alimentos con “olores” naturales como ajo, hierbas, chile dulce en mayor cantidad que la usual. De lo contrario, puede haber mayor desgano al comer y más posibilidad de bajar de peso cuando no es apropiado.

También disminuye la sensación de sed, lo que lleva fácilmente a una deshidratación. Es bueno poner alarmas para recordar el tomar el agua y también para no olvidar hacer las meriendas de la mañana y tarde que también pueden incluir bebidas saludables y fruta.

Algunas recomendaciones prácticas para evitar deficiencias de nutrientes son:

-Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o, si se ingieren, hacerlo en una mínima cantidad.

-Consumir alimentos fuentes de calcio y vitamina D (leche y yogures descremados y deslactosados).

-Incluir en las comidas diarias alimentos ricos en folatos (lechuga, berros, espinacas, hojas de mostaza).

-Consumir durante el día al menos dos a tres frutas diferentes (aproximadamente dos tazas de fruta) y dos a tres tazas de hortalizas frescas (tomate, ayote, pepino, zanahoria, zapallo).

-Incluir cereales, leguminosas y verduras harinosas en cantidades moderadas y sin agregar aceites o grasas excesivas (arroz, frijoles, camote, papa, plátano como fuente de carbohidratos para la actividad física y cerebral óptima).

- Utilizar la menor cantidad de grasa posible en todas las preparaciones. La misma recomendación se da para la sal y el azúcar.

Para una asesoría completa, no dude en consultar con el profesional en salud en el área de nutrición, quien le dirá qué y cuánto debe comer diariamente y cómo lo debe distribuir durante el día, tomando en cuenta sus padecimientos. Al mismo tiempo, debe contar con el control médico respectivo. Y recuerde que las Clínicas Adroge le brindan el servicio de nutrición y muchos años de experiencia en el cuidado y asesoría nutricional en pacientes adultos mayores que, por una falta de conocimiento en este campo, llegan a la consulta con grandes problemas en su salud.

 

*Nutricionista Clínica Adroge S.A.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR