Lunes 19 de Agosto, 2019

Kenner gana pulso en puesto desconocido

Andrés Zárate08 de agosto, 2019 | 06:09 AM

Al finalizar el torneo anterior el futuro de Kenner Gutiérrez quedó en el limbo. El jugador terminaba contrato con Alajuelense y nadie se le acercó para una renovación, muchos decían que se mudaría de casa y lo vinculaban con Herediano.

Sin embargo, antes de iniciar la pretemporada manuda, el club informó que las negociaciones llegaron a buen puerto y lo tenían amarrado para el Apertura 2019. Ahora, con cuatro jornadas del actual certamen, la realidad de Kenner es muy distinta.

Lea: Andrea Vargas clasifica a Tokio

La llegada del técnico Andrés Carevic al plantel le trajo nuevos retos. El puesto natural de Kenner es de contención, donde se complica jugar porque ahí se consolidaron Luis Garrido y José Miguel Cubero.

Ante la necesidad algunos estrategas le encomendaron la tarea de cubrir la zaga central, pero con la llegada de Junior Díaz y la labor del hondureño Henry Figueroa en ese departamento, le reducían las opciones al volante.

 

DE CARRILERO

 

Carevic le ofreció la banda derecha, la cual le pertenecía a José Salvatierra, quien está fuera por lesión. La Liga trajo a Jhamir Ordain para cubrir ese callejón, pero al entrenador le gustó el desenvolvimiento de Kenner, por eso se ganó el rol de titular y de paso el gafete de capitán.

“Estoy un poco sorprendido, no me esperaba estar de lateral en Liga Deportiva Alajuelense, lo de central se asemeja un poco a lo de contención, pero bueno, Dios premia al que trabaja. En ese tiempo que estuve en que me iba o me quedaba siempre creí en mis condiciones, en la familia y el trabajo que me respalda. Agustín Lleida (gerente) me dio un voto de confianza, yo lo retribuyo con ganas y compromiso en el terreno de juego”, comentó el nuevo carrilero.

Reconoció que al no ser un lateral nato ha sufrido un poco, porque los desplazamientos y los movimientos son distintos, el ritmo es otro, sin embargo afirma que partido a partido se siente mejor, el respaldo de sus compañeros y del técnico le genera confianza.

“He tenido regularidad en un puesto que es nuevo para mí, antes por campeonato jugaba uno o dos partidos ahí, ahora tengo que hacerme a la idea que tengo que pelear un puesto con Jhamir”, apuntó.

Explicó que en los entrenamientos se encarga de trabajar situaciones que van más allá de la velocidad y el movimiento. Se enfoca en cómo llegar a la línea de fondo y ejecutar un buen centro, tratar de buscar al compañero, “obviamente no es lo mismo estar de central y distribuirle el balón al contención o al lateral”, contó.

Para el clásico del sábado en el Morera Soto tendrá que sudar bastante, ya que por su zona se topará con jugadores rápidos y habilidosos como Luis José Hernández y Randall Leal. Por el contrario, el rival deberá cuidarlo en las acciones de bola muerta, donde suele ser muy eficiente.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR