Sábado 17 de Agosto, 2019

Morados tenían 3 años de no ganar en la casa del León

Redacción12 de agosto, 2019 | 03:04 PM

El sábado el estadio Alejandro Morera Soto fue testigo del clásico número 321 de la historia del campeonato nacional entre el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense. Tras el pitazo final los morados lograron romper el hechizo de tres años sin ganar en la Catedral del fútbol, al imponerse con marcador 1-2.

El último triunfo de la escuadra tibaseña en el reducto manudo se remonta al 14 de agosto del 2016. El Monstruo se impuso por el mismo marcador, en esa oportunidad con las anotaciones del delantero Rolando Blackburn y del volante Daniel Colindres. Mientras que por el lado rojinegro el responsable de la anotación fue el defensor Christopher Meneses. 

Lea: Jugadores manudos tratan de pasar la página

Los dirigidos por Walter Centeno, tras un descuido del guardameta Kevin Briceño, vieron caer el tanto de la Liga, al minuto 7. José Miguel Cubero abrió la cuenta con toque de cabeza.  Para el cierre de la primera mitad un viejo conocido de la casa manuda, Johan Venegas, pondría la paridad desde el punto de penal al 44’. Finalmente, al 80 una joya de Randall Leal, tras un remate desde fuera del área, le dio la victoria al cuadro tibaseño. Con esto se cortó la racha de seis clásicos sin victoria para la “S” el Morera Soto. 

“Se dijeron muchas cosas, pero al final a Saprissa no se le puede menospreciar y la verdad hicimos un gran encuentro. Los compañeros hicieron las cosas bien y de ahí el resultado”, comentó Venegas. 

El Deportivo Saprissa no tenía el cartel de favorito, pues tras cuatro jornadas solo sumaba 6 puntos de 12 disputados. Además, los no habían conseguido la victoria como visitantes en el presente torneo. 

“Nosotros tuvimos un poquito de mesura, no hablamos tanto durante la semana y actuamos, por eso nos llevamos el marcador”, expresó el volante Randall Leal.

Los jugadores morados respaldan la idea de juego del estratega Walter Centeno, sienten que en cada partido logran apegarse a la idea que quiere el técnico. Por otra parte, afirman que el triunfo es la única manera de reafirmar esa idea. 

“Había una seguidilla de partidos que teníamos que ganar para reafirmar la idea del profesor. En el camerino estábamos concentrados y sabíamos que la idea iba a sobresalir. El gane del miércoles (por la Concacaf) y el del clásico, nos ayuda a reafirmar eso”, aseveró el volante Marvin Angulo. 

Este triunfo le levanta el ánimo a la escuadra morada, ya que es el primer encuentro que gana de visita en el campeonato. Los jugadores estaban conscientes de que tenían la gran responsabilidad de puntuar. La victoria genera gran alegría al plantel, pero a la vez lo toman con mesura, los futbolistas reconocen que de nada les sirve ganar el clásico si la próxima fecha no puntúan en su casa. 

Los morados llegaron a 9 puntos y 2 goles a favor. Desde ahora piensan en el juego de la jornada 6, cuando recibían en su casa a Jicaral Sercoba el próximo miércoles a las 8 de la noche.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR