Sábado 17 de Agosto, 2019

La pera, un dulce fruto lleno de nutrientes

Patricia Vial14 de agosto, 2019 | 02:00 AM

La pera es un fruto carnoso en forma de campana, que detrás de su delgada cáscara, conserva una pulpa jugosa. Existen diversas variedades de peras, cada una con sabor, color y textura diferente. Entre las más conocidas están las peras Anjou Verde y Bartlett Amarilla, las cuales suelen estar disponibles en los mercados durante todo el año y tienen un característico sabor dulce.

Hay muchas razones para querer incluir la pera en su alimentación diaria, algunas de ellas son:

Lea: Alimentación sana en las personas de edad avanzada

Promueve la salud intestinal: en forma de referencia, una pera pequeña (148 g.) aporta 92 Calorías, 23 gramos de carbohidrato, de los cuales 4.6 gramos son fibra, cubriendo el 15% de la recomendación diaria de fibra (30 gramos) para un adulto.

La fibra presente en la pera es fibra soluble, la cual agiliza el proceso de eliminación de desechos, ayudando así a prevenir el estreñimiento. Esta fibra también actúa como prebióticos, lo que significa que su consumo estimula el crecimiento de los microorganismos buenos del intestino grueso.

Para obtener estos beneficios, es importante consumir la pera con cáscara, pues en ella se encuentra la mayor cantidad de fibra.

Son buenas para el corazón: algunas variedades de peras tienen manchas purpuras o rojas en su cáscara. Esto es porque contienen flavonoides, específicamente quercetina, sustancias que actúan como antioxidantes y ayudan a proteger el sistema cardiovascular.

Son fáciles de incluir en la alimentación: las peras están disponibles durante todo el año y son fáciles de encontrar en la mayoría de los mercados. Se pueden comer frescas, como parte de una merienda saludable y cortadas en cubos o lascas para acompañar avena, ensaladas o batidos. También puede elaborar postres como peras al vino, tartas o crumble. Además, combinan muy bien con queso Gouda y queso Brie.

Independientemente de cómo elija comerla, procure comer la pera con la cáscara, para así obtener mayor cantidad de nutrientes.

Las peras se recogen antes de que maduren en el árbol, por lo que al comprarlas, puede que estén un poco duras. Para que se maduren más rápido, colóquelas dentro de una bolsa de papel, así las peras liberarán gas etileno, que promueve la maduración. Las peras maduras y listas para comer son suaves al tacto y emiten un aroma dulce.

¡La pera es una deliciosa y dulce opción para consumir fibra y nutrientes esenciales para mantener una buena salud!

* Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR