Lunes 23 de Setiembre, 2019

Alvarado busca restablecer confianza con sectores

Marco González18 de agosto, 2019 | 04:10 PM

“Si me toca reconstruir, persuadir a diputados por si hay que aprobar algún proyecto o persuadir al sector privado para invertir o incluso persuadir a las multilaterales para que nos apoyen, lo haré”.

Así reaccionó este viernes el presidente Carlos Alvarado luego de que legisladores y empresarios aseguraran que la decisión del mandatario de apoyar el acuerdo con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y los sindicatos de la institución pone en tela de duda el compromiso del gobierno con la contención del gasto y la consolidación de las finanzas públicas.

Lea: Hombre y mujer mueren ahogados en Limón

El miércoles 14 de agosto, Alvarado dijo que la decisión tomada por el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, fue la correcta, a pesar de que eso supone continuar pagando los incentivos y anualidades, sin el peso por lo dispuesto en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Según Alvarado, lo más importante es la vida y la salud de los costarricenses, de ahí que el pacto para levantar la huelga le pareció el camino correcto.

Sus declaraciones se dieron un día después de que la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, indicara públicamente en un foro con empresarios que el compromiso entre la CCSS y los sindicatos era lamentable, y que la recién estrenada reforma fiscal debía cumplirse por todas las instituciones.

Esa postura también tuvo eco entre diputados y empresarios. Los primeros, por ejemplo, amenazaron con no aprobar préstamos que el gobierno busca con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) para refinanciar deuda.

Los inversionistas, por su parte, no solo solicitaron a Alvarado revisar la continuidad de Macaya al frente de la Caja, sino que aseguraron que ese tipo de pactos genera desconfianza.

“Al país como un todo y al sector productivo nos cuesta cada día no caer en el precipicio fiscal y evitar mayor desempleo e informalidad al pagar mayores cargas tributarias. Sin embargo, pareciera que la ley no se aplica para todos por igual”, habían denunciado la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado.

Al respecto, Alvarado defendió que los proyectos de empréstitos son para el beneficio de todo el país y en el segundo punto el gobierno continúa comprometido con el saneamiento de las finanzas del Estado.

“Nos tocará renovar la comunicación, reforzar el diálogo, porque este préstamo del CAF, como con otras iniciativas, no son para el gobierno sino para el país. Los beneficios que trae esto es abaratar el financiamiento del gobierno, pero tiene un beneficio derivado para la economía, como lo es bajar las tasas de interés o seguir la ruta de la consolidación.

Nuestro ejercicio es acercarnos a las distintas fracciones, reconstruir el diálogo y hacer ver que esos son proyectos o préstamos para el bienestar de la economía del país y no por decir así, algo de que el gobierno simplemente quiere sacar un beneficio para el gobierno, sino para la economía del país y en esa línea tenemos que conservar y persuadir a las distintas fracciones en general de los beneficios que esto trae”, aseveró el mandatario.

Sobre los puentes con los inversionistas agregó: “A mí me gustaría pensar que no se ha roto la confianza, pero en todo caso si hay que reconstruirla, lo haremos. Hoy lo importante es generar empleo y si hay que aclarar alguna duda o preocupación, lo haremos”.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Jose (19/08/2019)

Presidente que ha tenido los "huevitos" necesarios para enfrentar problemas heredados por el PLUSC desde hace 40 años!! y simultáneamente ir asumiendo retos para modernizar infraestructura y activar económicamente este país, pese a que los opositores (especialmente los evangélicos) todo lo entorpecen ! ! !

Memix (18/08/2019)

Presidente vende humo.