Lunes 23 de Setiembre, 2019

Recetas tradiciones con un estilo más saludable

Dra. Alina Chaverri23 de agosto, 2019 | 05:00 AM

¿Cuántas veces hemos escuchado frases como ésta: “Prohibido comer arroz con leche, prohibido comer repostería, prohibidos los postres”, especialmente cuando padecemos de alguna enfermedad relacionada con la dieta? Prohibido todo lo que nos gusta.

Sin embargo, no siempre es necesario abstenerse de comer algunas cosas, sino más bien analizar cómo las estamos preparando y cuánto estamos consumiendo. En un proceso de mejorar nuestros hábitos alimentarios intentamos, a veces sin querer, dejar de comer cosas que han sido por tradición, recetas familiares o parte de nuestro diario vivir.

Quizá lo que nos falta es escoger los ingredientes correctos y en las cantidades apropiadas para lograr elaborar un platillo más saludable y que siga siendo parte de la tradición familiar y no sumarlo a una lista de alimentos prohibidos.

Lea: Alimentación del adulto mayor

Hoy queremos brindarle consejos prácticos para que aprenda a transformar esas deliciosas recetas en comidas menos recargadas en grasas y azúcares, menos calorías y  con más fibra y  nutrientes que son beneficiosos para su salud.

¿Qué es lo que se puede modificar en las recetas para ayudar con el proceso de alimentación saludable? Por ejemplo:

            •           Cantidad de grasa (disminuir) : aceite,  manteca, mantequilla, margarina, maní, nueces.

            •           Cantidad de azúcares simples (disminuir o sustituir): azúcar, mieles, jaleas, jugos.

            •           Cantidad de fibra dietaria (aumentar): frutas, verduras, salvado, entre otros.

Es importante aclarar que al disminuir o eliminar algunos ingredientes, no significa necesariamente que el alimento se pueda consumir libremente o que ya no aporte calorías. Pero sí puede significar que se disminuya drásticamente el aporte de calorías y de componentes dañinos como grasas saturadas por ejemplo.

________________________________________________________________________________

ALGUNAS RECETAS TRADICIONALES Y EJEMPLOS DE MODIFICACIONES:

Arroz con leche
: Utilice leche descremada, menor cantidad de azúcar o sustituto de azúcar. Si acostumbra prepararlo con leche evaporada, que sea 0 % grasa, o leche condensada baja en grasa, no agregue mantequilla ni ningún tipo de grasa extra.

Tamal tradicional: Prepare la masa con poca grasa, puede utilizar margarina liviana en poca cantidad, agregue más zanahoria, vainica y chile dulce, carne no grasosa, puede preparar algunos tamales con pechuga de pollo, desgrase el caldo con el que va a preparar la masa y adóbelo con especias y condimentos naturales para un mejor sabor sin agregar excesos de sal o cubitos y consomés en polvo.

Tamal asado: Agregue menos natilla y mantequilla y use solo natilla y mantequilla livianas. Si le agrega coco rallado, reduzca la cantidad ya que es una fuente importante de grasa. Reduzca a la mitad el azúcar y agregue sustituto de azúcar resistente al calor de horneado.

Granizados, Churchills: Utilice solo sirope light para prepararlo, leche en polvo 0 % grasa, agregue frutas, el helado light en poca cantidad.

Chifrijo: carne de cerdo tipo lomo, el arroz y los frijoles tiernos sin grasa pero con más condimentos naturales (cebolla, ajo, chile, culantro), doble ración de tomate (pico de gallo),  ración más pequeña de arroz y frijoles.

Gallo pinto: El arroz que va a usar en la preparación no debe ser grasoso (solo 1 cucharada de aceite o menos, para preparar 2 tazas de arroz), no es necesario hacer un sofrito para los olores pero si desea freírlos, que sea en la menor cantidad de aceite posible. Agregue libremente y preferible en gran cantidad,  cebolla, ajo, chile dulce, apio, culantro o el condimento natural que desee, con el fin de aumentar el contenido de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, además de reducir la cantidad de calorías en cada porción servida.

Queque seco: Utilice la mitad de harina integral y la otra mitad de harina blanca o solo harina integral, añada menos cantidad de azúcar  y mantequilla de lo que pide la receta, agregue jugo de naranja natural en vez de leche; si va a usar leche que sea 0% grasa.

Todo lo anterior debe ser integrado como parte de un plan de alimentación saludable para poder determinar cuánta cantidad se puede comer, sin que esto afecte su salud o su peso. En la clínica ADROGE SA del doctor German Naranjo Montero, le brindamos la asesoría profesional para ayudarlo en su proceso de mejorar su salud. (tel. 2257 0098)

         


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR