Miércoles 18 de Setiembre, 2019

150 familias vaciladas y engañadas

23 de agosto, 2019

Fabio Vega

[email protected]

“Vistas del Miravalles”, un complejo habitacional en Bagaces, es quizás el proyecto de más larga duración en construirse en Costa Rica. Para las vecinas beneficiarias se acerca el octavo año de espera. Hijos que estaban en gestación ya hoy van a la escuela.

Pareciera que estamos frente a un proyecto “maldito”. Hace cinco meses, familias y viviendas estaban abandonadas y nadie prestaba oídos al clamor de muchas madres solteras y hombres humildes trabajadores, que con paciencia franciscana luchan, contra viento y marea, por obtener una vivienda digna en ese lugar, que pareciera estar rodeado de “fantasmas” y morbo popular.

Lea: De Cerdeña a Cilento

A hoy nadie habla claro, todos halan para su saco, mientras el calvario para estas familias continúa y siento señores(-as), tomadores(-as) de decisiones, entidades de gobierno y municipalidad local, que le están halando mucho “el rabo a la ternera”.

El daño psicológico para esta gente va en aumento. La ira, por tanta vaciladera, puede llevar a acciones lamentables, difíciles de controlar, cuando no queda más que reclamar justicia en las calles de la democracia. No somos de apoyar acciones que conllevarían a actos violentos, pero ya basta de tanta jugadera con estos ciudadanos, quienes al final serían los “sacrificados o garroteados”, ante una decisión desesperada por la eterna espera.

En mayo pasado, Marta Camacho, directora del Fondo de Subsidio de Vivienda del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banvhi), le anunció a un colega de un noticiero televisivo que el 16 de agosto la constructora  entregaría el proyecto al Banvhi, lo cual no ocurrió por estar pendiente la aprobación de permisos por parte de la Municipalidad de Bagaces.

Creo que la autoridad del Banvhi ya sabía que tal entrega no sucedería, por ser la "Muni" la  única que faltaba en aprobar unos permisos, con visto bueno de parte de las otras entidades relacionadas con el proyecto.

Por qué callar y no compartir esa información con un grupo, cansado de engaños y que confía en los procesos de formalización para recibir sus viviendas, aparentemente en diciembre?

¿Por qué asumir una actitud de silencio, sin importarles el grado de desesperación y desencanto para esos hombres y mujeres, de escasos recursos y sin  fuentes de trabajo estables?. No sé vale jugar con la dignidad de las personas... eso es humillar al desvalido.

Si la Municipalidad tiene sus argumentos técnicos para no aprobar los permisos, que los muestre ante el Banvhi y se acabe esa jugadera sobre un proyecto que, aparentemente, está a un 6 por ciento de finalizarse.

Por qué esa ausencia de solidarismo en los funcionarios públicos, que a veces, creo, disfrutan torturando al que paga sus salarios?.

Ahora al proyecto, cuando está en un 94 por ciento de avance, les sobran los "enemigos". Por qué ese ensañamiento contra un complejo y familias que también tienen derecho a una vivienda digna.

Es hora de que actúen de oficio la Defensoría de los Habitantes, la Mesa Guanacaste legislativa, la Comisión de Gasto Público de la Asamblea Legislativa, la Presidencia de la República, la Contraloría General de la República, y sienten a los actores a que rindan cuentas sobre ese desarrollo habitacional.

Como bien lo dice Marta Acosta, contralora general de la República, en el país se deben minimizar la incertidumbre y las repercusiones sociales.

Estas 150 familias bagaceñas ya no soportan de las autoridades tanto engaño, tanto silencio... tanta humillación. Esperemos haya una solución pronto.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR