Miércoles 18 de Setiembre, 2019

Barrios bajos asustan a profesores

Sergio Jiménez23 de agosto, 2019 | 11:43 AM

Muchos profesores de secundaria en la modalidad interinos tienden a rechazar opciones de trabajo en zonas vulnerables, donde hay pobreza o no se registra un buen desempeño de los estudiantes.

Este dato lo revela el VII Informe Estado de la Educación, el cual también señala que por cada 1% de aumento en la pobreza en la población de un distrito, la probabilidad de aceptación de contratos se reduce un 0,13%.

Según se lee en el documento, en 2018 se realizaron 5.656 desestimaciones de contratos por parte de los docentes interinos, de las cuales un 38% correspondió a puestos de profesor de enseñanza media (PEM) y un 25,4% a profesores de enseñanza técnico-profesional.

Lea: Diputada Franggi Nicolás presentó moción para huelgas en servicios esenciales

Los rechazos, según los investigadores del estudio, son un problema para el sistema porque cada año impiden iniciar a tiempo el ciclo lectivo para una cantidad significativa de estudiantes, quienes no tienen docentes nombrados en tiempo y forma en una parte considerable del periodo lectivo.

“Los hallazgos muestran una mayor probabilidad de aceptación del contrato cuando el nombramiento es en la misma provincia de nacimiento del docente, el puesto es en una asignatura STEM23 y los nombramientos son en un colegio ubicado en un distrito cabecera de cantón o en una ciudad con más de 50.000 habitantes”, se lee en el documento. 

“En el primer caso la probabilidad de aceptación se duplica en contraposición de si el contrato es ofrecido en una provincia distinta a la de origen del docente”, añade.

 

CONDICIONES PARA ACEPTAR

 

Ahora bien, para elaborar el informe se entrevistó a 400 docentes de asignaturas básicas de 52 colegios públicos, los cuales mencionaron cuáles son las preferencias para aceptar un contrato fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM), según indicó el investigador Dagoberto Murillo.

Los resultados del proceso revelaron que el 52% de los docentes incluidos en la muestra estaría dispuesto a moverse temporalmente a los lugares de alto rechazo bajo un nuevo esquema de incentivos.

Si el salario base se les aumenta un 30% a los profesores, la probabilidad de aceptar el contrato se eleva un 8,2%; esta cifra sube al doble si el aumento propuesto es del 40%, lo mismo que si fuera del 50%.

Sin embargo los investigadores hicieron énfasis en que ante la restricción fiscal, la estrategia de brindar bonos es poco viable.

 

¿QUÉ DICE EL SINDICATO?

 

Roblin Apú, secretario general de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), manifestó que cuando se habla de contratos de nombramiento no es que influya solo el aspecto económico para aceptar o no.

El dirigente sindical indicó que se debe tomar en cuenta la zona geográfica donde se desarrollan y aún existen posibilidades de optar por una plaza vacante, pero generalmente aunque haya espacio en su zona los nombran en sectores alejados.

“Si se tienen expectativas de plazas vacantes, ellos (profesores) se van a quedar en su zona geográfica. El incentivo se presentó en un momento con las zonas de menor desarrollo, en el tanto que cuando se trasladan hay que alquilar casa, incurrir en gastos importantes y eso les ayudaría para compensar esa situación”, explicó.

En APSE destacaron que el informe señala la necesidad de establecer los incentivos para llevar los docentes a zonas alejadas.

“En este caso no se trata solo de vocación, sino de encontrar las condiciones para ejercer la profesión que normalmente no se van a encontrar en esas zonas”, finalizó.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Rodrigo (23/08/2019)

Obvio... Por qué entonces no trasladan la asamblea para León XIII o la Carpio? Son lugares donde ni la policía va. .. Entonces para qué exponer la vida?