Viernes 18 de Octubre, 2019

Denuncian ante OIJ muerte de bebé en parto

En Hospital San Juan de Dios
Sergio Jiménez01 de setiembre, 2019 | 04:28 PM

La bebé de una joven enfermera de 27 años, identificada con los apellidos Quesada Gómez, murió mientras el cuerpo médico del Hospital San Juan de Dios inducía el parto, según señala Josué Quesada, esposo de la joven y padre de la menor.

El papá visitó DIARIO EXTRA para expresar su malestar por la falta de una pronta atención a su esposa que evitara complicaciones durante el parto, motivo por el cual interpuso una denuncia en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El caso se tramita actualmente bajo expediente 19-025534-0042-PE desde el 28 de agosto, el objetivo es que se averigüen las casusas reales de la muerte de la bebé.

Lea: Diputada Paola Vega plantea regular apps de entrega de comidas

“Mi esposa ingresó en compañía de su hermana, ella consideró que tardaron mucho tiempo en atenderla. Ahora, después de que le practicaron una cesárea de emergencia, mi bebé falleció”, se lee en el expediente judicial.

“Solicito que se practique una autopsia médico legal, se investigue y se decomise el expediente médico y el EDUS (…)”, añade el documento.

 

LARGA ESPERA

 

El papá de la menor fallecida relató a El Periódico del Pueblo que una vez internada el lunes 26 de agosto, la espera se hizo eterna para la embarazada, mientras sufría fuertes dolores y pedía que le sacaran a su hija.

Desde las 10 p.m. de ese día, el malestar de Quesada Gómez empeoraba; luego, a la 1:30 a.m. del martes, según señala el cónyuge, se le reventó la fuente, aunque desde antes ya estaba botando sangre y líquidos.

“A partir de ese momento le aplicaron oxitocina para estimularle las contracciones y pudiera dilatar más rápido porque solamente tenía tres centímetros”, contó.

“Al tener los fuertes dolores, ella pedía que le sacaran al bebé, pero una enfermera le dijo que no le podían hacer cesárea al no ameritarlo ni ser caso de emergencia”, añadió el joven.

A las 6 a.m. del mismo martes, la embarazada tenía dolores más fuertes e informó que padecía distrofia muscular, por este motivo un médico ya le había dicho que no podía tener partos normales, sin embargo quienes la atendían no le hicieron caso, según expresó el denunciante.

Fue hasta las 11 a.m. cuando en el centro médico decidieron inducir el parto mediante cesárea.

“Antes de eso a mi bebé la monitoreaban y le latía el corazón, a mi esposa cuando trataron de sacarle a mi hija la maltrataron mucho”, apuntó Quesada.

La triste noticia llegó a la joven familia pasadas las 11:30 a.m. del 27 de agosto, cuando un médico llamó a Josué para conversar.

De entrada, el doctor manifestó, según Quesada, que la noticia era muy dura para ambos.

Además, el galeno le comentó que desconocía el caso y que lo llamaron para atender una emergencia.

“El doctor me dijo que: ‘Me llamaron y cuando me entregaron a la bebé, lo hicieron sin que latiera el corazón. Traté de reanimarla cinco veces, pero no quiso’”, concluyó aún dolido por la pérdida de su pequeña hija.

DIARIO EXTRA consultó al nosocomio sobre el caso, sin embargo, indicaron que no podían referirse al tema debido a que el OIJ ya había secuestrado el expediente.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR