Lunes 18 de Noviembre, 2019

Avioneta siniestrada es de las más usadas por narcotráfico

Extraoficialmente llevaba más de 250 kilogramos de cocaína
Manuel Estrada04 de setiembre, 2019 | 04:32 PM

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) aún no identifica a los dos ocupantes de la avioneta siniestrada que murieron calcinados, sin embargo se presume que serían de nacionalidad mexicana o panameña.

Mientras que los cuatro ocupantes del vehículo Toyota Fortuner son Sebastián Arístides Mojarret Solís, de 50 años; Gonzalo González, vecino de Jicaral y cuya familia se dedica al negocio de los camarones. 

Además Yordyn Gerardo Flores Barquero y Amado Álvarez, a quienes les realizaron la autopsia que determinó que murieron producto de varios impactos de bala de varias armas cortas y largas en cabeza, tórax, abdomen, brazos.

En el caso del accidente en Nandayure, Guanacaste, las dos víctimas iban en una avioneta monomotor Cessna 210 con capacidad para seis pasajeros, siendo esta la más usada por los narcotraficantes mexicanos.

Trascendió que el aparato estaba modificado para cargar más combustible, normalmente tiene capacidad para almacenar 87 galones, lo que le permite abarcar una distancia de vuelo desde cualquier costa nuestra hasta Tapachula en México en viaje directo con distancia de 570 millas.

La Cessna tiene autonomía para volar 6 horas, pero los pilotos se dejan una en caso de alguna emergencia y deban aterrizar en una pista de no menos de 800 metros de largo, donde no existan árboles ni cercas aledaños a la pista.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron a DIARIO EXTRA que la aeronave llevaba alrededor de 250 kilos de cocaína, salió muy pesada a casi 200 k/h en la pista que cuenta en sus alrededores con muchos árboles de teca muy altos, lo que dificultó las maniobras.


Lea: Matosas dejaría la Sele por dirigir en México

 

TATUAJES AYUDARÍAN

 

El OIJ pide ayuda a la ciudadanía para confirmar la identificación de dos de los cuatro hombres que murieron abatidos dentro de un vehículo todoterreno luego de recibir múltiples impactos de bala.

Uno de los sujetos tiene un tatuaje en el brazo derecho con unas letras y el otro es el rostro de un lobo con detalles florales por donde se dobla la mano izquierda. 

A la escena del avionetazo no había llegado personal de Aviación Civil a realizar el respectivo peritaje para identificar el tipo y matrícula de la aeronave, así como la traza, conocer para dónde iba, debido a que el ente judicial no lo había solicitado al cierre de edición.

Trascendió que la bimotor sobrevolaba a 40 metros de altura, realizó varios giros, lo que alertó a la ciudadanía que decidió llamar al centro de operaciones del Servicio Nacional de Guardacostas, de donde de inmediato desplazaron personal.

Cuando llegan al sitio se toparon el todoterreno, al parecer desde el interior donde viajaban cuatro personas empezaron a disparar, por lo cual los oficiales costeros respondieron al fuego. Hubo una persecución de 3 kilómetros a una velocidad de 120 k/h. 

Ante lo rápido del desplazamiento, los ocupantes del auto particular no agarraron una curva y se volcaron, por lo cual cuando los uniformados se acercaron los cuatro hombres estaban sin vida.

Según la policía los narcotraficantes realizan operaciones suicidas de noche y madrugada en terrenos no aptos, violando todos los procedimientos establecidos por ley y por la aviación.

 

3 MESES GUARDADOS

 

La Fiscalía de Osa consiguió que se ordenaran tres meses de prisión preventiva contra cuatro sospechosos de cometer el delito de tráfico internacional de drogas con fines de distribución y comercialización. 

Los imputados son de apellidos Gutiérrez Navarrete, Amy Cardona (ambos extranjeros), Sánchez Pérez y Zamora Alvarado. Los tres primeros fueron detenidos el 31 de agosto, cuando se encontraban a bordo de un carro en Finca 20 en Palmar Sur; al otro lo cazaron cuando se ocultaba en la maleza.

Los hechos ocurrieron este fin de semana luego de que Aviación Civil recibió un informe por parte de autoridades colombianas en que se indicaba una avioneta matrícula HK4567 había salido de ese país de forma irregular y aparentemente contenía droga. 

Ante la alerta se informó a la Policía de Control de Drogas y una patrulla de Fuerza Pública observó una avioneta a poca altura, la cual estaría aterrizando en Finca 20, por lo cual se trasladaron a la zona. 

Al llegar al sitio Gutiérrez y los extranjeros hicieron un giro evasivo, sin embargo no pudieron escapar.

Ante esa situación, los oficiales solicitaron refuerzos para inspeccionar el sitio; cuando llegaron otros policías se trasladaron 900 metros y observaron a seis personas intentando enterrar una avioneta. Ante la presencia policial, huyeron del lugar.

Al parecer Amy y Gutiérrez venían en la avioneta, pero antes de llegar sufrió un desperfecto mecánico y presuntamente los otros imputados habrían hecho una fosa para enterrar el estupefaciente, sin embargo ante lo sucedido intentaron ocultar el aparato en dicho hueco. 

Luego de que se realizaran algunas pruebas a los imputados y al carro en que estaban, se logró ubicar rastros de droga



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR