Martes 12 de Noviembre, 2019

Ignorar alerta sanitaria de paperas causa investigación

A 3 funcionarios la inspección judicial les abrió expediente

10 de setiembre, 2019 | 03:46 PM

Esteban Ortiz Forero

Tres funcionarios del Poder Judicial enfrentan denuncias ante la inspección judicial por irrespetar las alertas sanitarias emitidas por parte del Ministerio de Salud ante el brote de paperas que se ha venido generando en las cárceles.

Según la acusación, desde el Ministerio de Salud se giraron las órdenes MS-DRRSHC-ARSP-4505-2019 y MS-DRRSHC-ARSP-4463-2019. 

Los demandados son la licenciada Laura Villarreal Loáisiga, jueza tramitadora del Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial sede San José; licenciado Javier Ulate Carrillo, jefe de la Sección de Cárceles del dicho circuito judicial, y Jonathan Rodríguez Otárola, coordinador de la Sección de Cárceles del Tercer Circuito Judicial sede Pavas.

La situación se genera porque la jueza firmó la orden para que se movilizara a un privado de libertad de apellidos Espinoza Agurcia, recluido en el Centro de Atención Integral (CAI) Carlos Luis Fallas de Siquirres. 

El reo se encontraba en cuarentena debido a que presenta paperas, enfermedad que se ha ido propagando en la mayoría de centros penitenciarios del país.

Precisamente, Villareal Loáisiga ordenó al jefe de cárceles que debía trasladarlo “utilizando las medidas correspondientes” para evitar algún contagio.

En la denuncia, de la cual DIARIO EXTRA tiene copia, se acusa al jefe de cárceles de apellidos Ulate Carrillo por dar trámite a las órdenes de la jueza, a sabiendas de que se había emitido la orden sanitaria, a lo que se suma que no hubo resguardo para la salud de los subalternos ni a las repercusiones que esto puede generar, es decir un potencial contagio masivo entre los custodios y el privado de libertad.

Al tercer acusado, Rodríguez Otálora, coordinador de la Sección de Cárceles del Tercer Circuito Judicial sede Pavas, se le señala por hacer caso omiso de la alerta que le hicieron los custodios.

Esto debido a que se tenía que trasladar un privado de libertad al Complejo de Ciencias Forenses para realizarle pruebas psicológicas y psiquiátricas. 

De acuerdo con el recurso presentado, este movimiento generó un alto riesgo para que se enfermaran más personas, a pesar de esto se giró la orden a dos funcionarios de apellidos Arguedas y Ramírez.

Precisamente, otro custodio de apellido Chacón fue quien pidió conversar con el coordinador a cargo a fin de que se resguardara la integridad de sus compañeros.

No obstante, el coordinador Rodríguez Otárola lo amenazó diciendo que le iba a confeccionar un informe en el que señaló que el custodio se negó a requisar a un detenido de apellido Espinoza.

Además, entre los señalamientos de Rodríguez Otalora se menciona que Chacón da voz de alerta a la jueza coordinadora de ese mismo circuito de apellido Ramírez y que hace una llamada a la técnico judicial de apellido Castro.

Lea: 7 candidatos para sustituir a Matosas

CONTAGIO

 

Justamente, el denunciante manifestó que el día anterior a los hechos antes mencionados había custodiado al mismo privado de libertad, pero desconocía que este se encontraba enfermo.

Al día siguiente quedó con la espina de pensar si había contraído esta enfermedad, lo cual fue positivo para él, así como para sus familiares con los que entró en contacto.

Precisamente, esa situación fue lo que llevó a que se interpusiera la acción ante esta oficina del Poder Judicial.

Este no es el primer caso en el que un policía es contagiado, según el departamento de prensa del Ministerio de Justicia, dos penitenciarios tuvieron que ser atendidos en el Ebais puesto a que se habían infectado.

Cabe mencionar que las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus. Se propaga a través de la saliva o la mucosidad de la boca, nariz o garganta.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR