Jueves 19 de Setiembre, 2019

Israel y su división interna, palestinos no ven urnas desde hace años

Redacción / AFP11 de setiembre, 2019 | 07:11 AM

Desde las elecciones legislativas de 2006 se realizaron seis campañas electorales en Israel, pero los palestinos en cambio no van a las urnas desde entonces, por la política de su vecino y también por sus propias divisiones internas.

En Ramala, Naplusa o Gaza, los palestinos de 30 años o menos nunca han votado. En general, más de la mitad de la población en estos territorios se ve afectada por el desempleo que bordea el 30%, fragmentada por el aumento de los asentamientos judíos y paralizada por las disputas internas.

En 2005, después del fin de la segunda intifada y la muerte del líder histórico Yasser Arafat, los palestinos eligieron a Mahmud Abas como jefe de la Autoridad Palestina. Un año después, sus rivales de Hamas ganaron las elecciones legislativas.

Lea: 5000 militares vigilan frontera con México

En el proceso, el parlamento palestino comenzó a tambalearse. El movimiento Fatah, de Abas, y los islamistas de Hamas, de Ismail Haniyeh, se enfrentaron en las calles de Gaza. Hamas tomó el control del enclave, mientras que Fatah se impuso en Cisjordania.

Desde entonces no ha habido elecciones. Es una vida política casi estática, sin un horizonte de votación a corto plazo.

Para ambas partes, esta situación es "cómoda", dijo Jalil Shikaki, analista político y encuestador palestino. "La división es un pretexto; cada parte puede decir que desea una elección pero la otra parte no la quiere (...) no hay un deseo real de organizar" una elección, dijo a AFP.

El Consejo Legislativo Palestino, el equivalente de un parlamento y que no se había reunido desde 2007, fue disuelto en 2018 por Abbas, quien prometió elecciones en mayo pasado, que no tuvieron lugar. Desde entonces no se ha publicado ningún calendario electoral.

"Tenemos instituciones que no funcionan", dice Nasser al Qudwa, exministro de Relaciones Exteriores palestino y exlíder de Fatah. "El poder ejecutivo tiene todos los poderes (...) el consejo legislativo ya no existe y el poder judicial, que siempre ha sido débil, ahora lo es aún más", comentó.

En consecuencia, en Cisjordania Abas gobierna principalmente por decretos presidenciales, señaló Diana Buttu, exportavoz del gobierno de Abbas y que se convirtió en una de las voces críticas más virulentas.

- ¿Primera democracia árabe? -

Sin embargo, "podría haberse argumentado que Palestina fue la primera democracia árabe", dijo Hugh Lovatt, experto en Israel y los Territorios Palestinos en el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, un centro de análisis.

"Si consideramos el período 2005/2006, la democracia estaba en auge. No era perfecta, pero hubo elecciones municipales, legislativas y presidenciales, aunque desde entonces ha habido un gran retroceso", dijo.

Hamas y Fatah se culpan mutuamente por la falta de elecciones y acusan a Israel de obstrucción.

Los palestinos quieren que se celebre una nueva votación en Cisjordania ocupada, así como en Gaza, pero también en Jerusalén oriental anexada, pero la derecha gobernante israelí se niega a esa posibilidad y separa esa parte de la "ciudad santa" de cualquier entidad política palestina.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien busca un nuevo mandato en las elecciones parlamentarias del 17 de septiembre, se siente cómodo con estas divisiones porque le permiten afirmar que no tiene un interlocutor para discutir la paz, apuntó Buttu.

"Para Israel es realmente un sueño" ver a los palestinos divididos, señaló.

En este contexto, solo el 10% de los palestinos considera prioritario hacer nuevas elecciones, contra un 44% que desea en primer lugar el fin de la ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel, según los cálculos de Shikaki.

En la actualidad más de 600.000 colonos judíos viven en Cisjordania ocupada y Jerusalén oriental, con relaciones a menudo tensas con casi tres millones de palestinos. Es una ocupación que se ha acelerado en los últimos años bajo el liderazgo de Netanyahu.

"La ocupación israelí (...) y los problemas económicos son las prioridades para la abrumadora mayoría de los palestinos. Estos dos temas son mucho más importantes para la población local que la transición democrática", dijo Shikaki.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR