Domingo 20 de Octubre, 2019

Democracia representativa molesta a los más estudiados

Según encuesta del CIEP para setiembre

18 de setiembre, 2019 | 02:08 AM

Alfonso Hernandez

Tener más conocimientos u obtener un título a nivel universitario podría hacer que las personas otorguen un mayor valor al sistema institucional y a la democracia representativa, o al menos eso diría la lógica, pero el más reciente estudio de percepción ciudadana que elaboró el Centro de Investigaciones y Estudios en Política (CIEP) muestra todo lo contrario.

 

Aquellas personas que tienen algún grado de estudios superiores tienen a su vez un grado mayor de descontento con la democracia como sistema político, adicionalmente son quienes habitan en las provincias de la Gran Área Metropolitana (GAM).

 

Ese descontento con el sistema democrático se enfatiza entre quienes tienen una franja de edad que comprende de 35 a 44 años.

 

DIARIO EXTRA y La Prensa Libre consultaron a un especialista en ciencias políticas cómo podrían interpretarse estos datos.

 

Gustavo Araya afirma que prácticamente todas las revelaciones que hizo el estudio del CIEP deben verse con pinzas porque constituyen valoraciones de orden cuantitativo no cualitativo.


Lea: Robo de contenedores podría llevarlos a la cárcel

 

“Entre quienes existe una independencia de la institucionalidad justamente porque tuvieron oportunidad de un mayor desarrollo económico gracias a lo cual cuentan con mejores ingresos, residen en la GAM y en cantones con alta inyección económica existe la falsa percepción de que no requieren del Estado y el sistema democrático, esto pese a que tienen la percepción que ese Estado poco les aporta a su desarrollo personal y a su bienestar de forma generalizada y también a que muchas de las comodidades de las que gozan en este momento se dan justamente producto de esa democracia y ese Estado que dicen aborrecer”, explicó Araya.

 

El especialista profundizó que en muchas oportunidades estas personas rompieron sus burbujas, pero solo parcialmente. “Justamente las posibilidades económicas les brindan las posibilidades de ver las experiencias de otros países y añorar algunas de las ventajas con que se cuenta en esas naciones, sin embargo las falsas comparaciones les hace creer que las dictaduras solo existen en Venezuela, Nicaragua o Cuba sin tomar en cuenta que también hay dictaduras con sistemas políticos de derecha, y muchas veces aseguran estar dispuestos a sacrificar un poco con tal de tener esas ventajas sin tener mucha claridad de que implican esos

sacrificios”, finalizó Araya.

 

Según sentencia el informe del CIEP, ante un elevado perfil de pesimismo y descontento los ciudadanos trasladan esa frustración al gobierno, a las instituciones y a los políticos. En un segundo año de administración de Alvarado se da una pérdida generalizada de la confianza en todo el sistema democrático.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Guido Picado Jiménez (18/09/2019)

¡Qué análisis tan pobre y simplista! Si esa es la forma en que nuestros científicos políticos abordan un asunto tan delicado entonces definitivamente esto, que ya está bastante mal, va a empeorar mucho.