Martes 22 de Octubre, 2019

Seguridad alimentaria para mujeres embarazadas

Patricia Vial25 de setiembre, 2019 | 05:02 AM

Cuidar la manera en la que se manejan los alimentos en casa es importante para ayudar a prevenir una intoxicación alimentaria. Esto ocurre cuando se ingieren alimentos que contienen microorganismos nocivos o contaminantes químicos.

Debido a los cambios que ocurren durante el embarazo, es importante que refuerce las buenas prácticas de aseo y vigile la manera en la que almacena y cocina sus comidas. Para ayudarle en esta tarea, a continuación, algunos consejos para reducir el riesgo de contraer una enfermedad transmitida por alimentos contaminados:

- Lave sus manos frecuentemente: parece muy simple, pero el lavado de manos es una de las estrategias más eficientes para prevenir enfermedades. Esta buena práctica elimina casi la mitad de los casos potenciales de enfermedades transmitidas por alimentos. Además, ayuda a reducir significativamente la propagación del resfriado común y la gripe.

Recuerde lavar sus manos antes, durante y después de la preparación de la comida, después de usar el baño o manipular mascotas. Use agua potable y jabón durante al menos 20 segundos y una toalla limpia para secarse las manos.

- Mantenga separadas las carnes crudas y los alimentos cocidos: separar los alimentos evita la contaminación cruzada o trasferencia de microorganismos de un alimento crudo a uno cocido. Para evitar este tipo de contaminación, utilice tablas de diferentes colores para cortar los alimentos. Por ejemplo, una amarilla para aves, una roja para carne de res y puerco, una azul para pescados y mariscos, una verde para frutas y vegetales, una marrón para alimentos cocidos y una blanca para pastas, quesos y pan.

- Cocine los alimentos a temperaturas adecuadas: se ha demostrado que cocinar los alimentos a las temperaturas correctas ayuda a eliminar casi todos los microorganismos peligrosos. Utilice la siguiente guía sobre las temperaturas internas que los alimentos deben alcanzar para ser seguros:

•    Carne de res y cerdo: las carnes molidas deben cocinarse a 71 °C y las piezas enteras a 63 °C.
•    Aves de corral (pollo o pavo): entero, en piezas o molido, debe cocinarse a 74 °C.
•    Pescado: los peces con escamas deben cocinarse hasta 63 °C o hasta que la carne se separe con el tenedor.
•    Mariscos: cocine los camarones, langostas y las vieiras hasta que alcancen el color apropiado. Las almejas, mejillones y ostras se deben cocinar hasta que se abran, lo que significa que están cocidos. Deseche aquellas que no se abran, pues no son aptas para consumir.
•    Huevos: cocínelos hasta que la yema y la clara estén firmes.

- Evite algunos alimentos: además de mantener buenos hábitos de seguridad alimentaria, hay ciertos alimentos que las mujeres embarazadas deben evitar, como carnes crudas o poco cocidas (término medio), sushi, sashimi, ceviche y productos lácteos no pasteurizados. También se recomienda evitar consumir algunos pescados que pueden tener niveles elevados de mercurio, como el atún, la caballa, el pez raya, el pez aguja, el pez espada y el tiburón.

Si experimenta síntomas como dolor estomacal, vómitos o diarrea, consulte con su ginecólogo inmediatamente; pues es el único profesional que puede recetarle medicamentos que sean de uso seguro durante el embarazo.

*Gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.


 


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR