Martes 22 de Octubre, 2019

Documentos electrónicos: el futuro de la identificación personal

01 de octubre, 2019

Guillermo Varela

[email protected]

Desde los inicios de la humanidad se ha hecho necesario identificar. Es a partir del año 1900 que en el mundo contemporáneo se empiezan a desarrollar e implementar los documentos de identificación, con el objetivo no solo de identificar a las personas, sino también de controlar y automatizar diferentes procesos en ámbitos administrativos, tributarios, penales, policiales, laborales y de salud, entre otros.

Paralelo a esta necesidad surgen diferentes tipos de documentos como: cédulas, pasaportes, documento nacional de identificación, licencia de conducir, carnet, etc. En Costa Rica particularmente, es en el año 1925 cuando se inician los primeros procesos para generar una identificación oficial de personas y es el Registro Electoral de aquel año, quien tiene la potestad única de expedir dichas identificaciones.

La identificación de personas puede responder a diferentes criterios, sin embargo, el paso por una frontera es uno de los más críticos y el grado de exigencia en la identificación, vendrá determinado por el riesgo que implique el paso de alguna persona no autorizada.

Lea: Relaciones con significado

Debido a esta exigencia y de la mano del avance tecnológico, es que las tecnologías aplicadas a los documentos de identificación y pasaportes han ido evolucionando, dando como resultado la DNI electrónico (Cédula de Identidad Electrónica) y el e-pasaporte (pasaporte electrónico).

La cédula de identidad electrónica es un documento emitido por una autoridad oficial para permitir la identificación de la población y tiene el tamaño de una tarjeta de crédito. Dispone de un chip que permite a las personas firmar digitalmente documentos electrónicos con la misma validez legal que una firma manuscrita.

Por su parte, el pasaporte electrónico es un documento de identidad que además del uso de papel de seguridad, contiene una lámina de policarbonato con un circuito electrónico incrustado en ella, y que usa la “biometría” para autentificar la ciudadanía y otros datos del viajero. La incorporación de un minúsculo chip RFID en el documento, permite tanto almacenar información adicional, como duplicar la que se encuentra impresa en la página que contiene los datos del titular del pasaporte.

Estas nuevas tecnologías utilizan infraestructura de clave pública (PKI por sus siglas en ingles) y una combinación de hardware, software, políticas y procedimientos de seguridad, que permiten la ejecución con garantías gracias a mecanismos criptográficos como la firma digital que permite al receptor de un mensaje firmado digitalmente, identificar a la entidad originadora de dicho mensaje (autenticación de origen y no repudio), y confirmar que el mensaje no ha sido alterado desde que fue firmado.  

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI por sus siglas en inglés) es la agencia de las Naciones Unidas encargada de la estandarización de pasaportes de lectura automática mediante el uso de lectores en aeropuertos distribuidos por todo el mundo. Recientemente, se han definido los estándares para pasaportes electrónicos (biométricos) que contienen zonas de biometría que permiten la comprobación de identidad de los pasajeros.

¿Qué tan cerca está Costa Rica de contar con esta realidad? Más de lo que creeríamos. El Tribunal se encamina hacia la identificación electrónica.

Esta autoridad pretende, a partir del 2020, tomar las huellas dactilares de todos los dedos de las manos de los costarricenses. Dicha información quedará archivada en las bases de datos del Tribunal y será compartida interinstitucionalmente.

Como organización que impulsa la identificación con estándares globales, nos sentimos optimistas, aplaudimos el avance y nos ponemos a disposición para impulsar esta iniciativa.

Sabemos que, implementando identificación electrónica en el país, podremos contar con mayor confidencialidad y seguridad en internet y con un acceso seguro a servicios de administración electrónica desde dispositivos móviles. Además, podremos dar el salto y firmar los documentos de manera electrónica, lo que nos brindará mayor seguridad al impedir fraude de identidad.

Comodidad, facilidad de uso y eficiencia; procesos automáticos y lectura a distancia y no de contacto. Llegar a ese nivel es una tarea importante para el país y una conexión entre instituciones.

Gracias a la identificación electrónica, lograremos dar un paso gigante hacia la modernización y el desarrollo.

*Director ejecutivo GS Uno Costa Rica


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR