Viernes 18 de Octubre, 2019

SÍ y NO del cáncer de mama

Mauro Fernández / sexólogo04 de octubre, 2019 | 05:02 AM

El cáncer de mama se ha convertido en el tumor maligno más frecuente en la mujer. Esta alta incidencia ha provocado una serie de dudas e interrogantes que generan desconcierto, inseguridad y, algunas veces, dudas sobre los exámenes diagnósticos, así como de los diversos tratamientos.

Hierbas: En primer término, surge el papel de las hierbas medicinales. Al respecto debemos mencionar que, al día de hoy, no se ha logrado identificar alguna que sea eficaz en el tratamiento del cáncer. Se menciona que el té verde por ser antioxidante podría ser beneficioso, sin embargo, todavía no hay investigaciones que así lo señalen.

Lea: Conozca los beneficios de la vitamina E

También se le da propiedades curativas al ajo. Aun cuando es característico de las dietas mediterráneas que son consideradas saludables, es importante señalar que el ajo no representa un tratamiento para el cáncer de mama.

Cartílago de tiburón: De igual manera, circula el concepto de que el cartílago de tiburón es aliado en la lucha contra estos tumores, bajo la premisa que los tiburones no sufren ningún tipo de cáncer. En realidad, el cáncer también afecta a estas especies y sus cartílagos no ayudan a combatir los tumores de mama.

Alcohol: Siempre se ha relacionado el licor con los daños en el hígado. Debemos recordar, además, que tanto el licor como el tabaco aumentan la posibilidad de desarrollar diversos tipos de cánceres entre ellos, el cáncer de mama. Además, se considera que hasta el mínimo consumo repercute de manera negativa en la formación cancerosa.

Riesgos cotidianos: Existen también ideas en torno a prácticas diarias. Así muchas personas se sienten angustiadas por el temor a que los desodorantes pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama. De igual manera el uso del microondas y de los teléfonos celulares. Afortunadamente, los estudios indican que ninguna de estas prácticas representa un riesgo para desarrollar estos tumores.

Brasier: El uso del brasier tampoco aumenta la posibilidad de desarrollar cáncer de seno. De igual manera, tampoco guarda importancia el tipo de brasier, es decir, el uso de varillas de metal y otros aditamentos no se relaciona con este cáncer.

Exámenes: Más preocupante resulta la idea de que la mamografía y el ultrasonido de mama pueden dañar al pecho y aumentar la posibilidad de que se desarrolle un tumor. De manera categórica, debemos señalar que ambos métodos son seguros y fundamentales en la detección precoz de las lesiones mamarias.

Dieta: Las dietas saludables, con abundantes frutas, verduras y legumbres, disminuyen de manera categórica la posibilidad de desarrollar cáncer de mama, así como otros procesos cancerosos en diversos órganos.

Peso: De la mano con lo anterior, debemos señalar que no solo es importante comer sano, sino también esforzarse por mantener el peso adecuado. De ahí la importancia de la práctica periódica de ejercicio.

Por eso, no vale la pena andar buscando recetas milagrosas o albergando falsos temores. Por el contrario, debemos entender la importancia de los exámenes periódicos, así como asumir estilos de vida saludables, que son la verdadera clave para disminuir riesgos.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR