Lunes 21 de Octubre, 2019

Trabajo decente: una lucha de todos los días

09 de octubre, 2019

Albino Vargas Barrantes

[email protected]

Este pasado lunes 7 de octubre se conmemoró, nuevamente, el Día Mundial del Trabajo Decente, un acontecimiento que debe ir ocupando espacios privilegiados dentro de la agenda (por demás, intensa y multitemática) de la lucha sindical de todas las corrientes. En eso estamos en la cual militamos nosotros.

Para los especialistas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debemos entenderlo con base en la siguiente afirmación: “Trabajo decente es un concepto que busca expresar lo que debería ser, en el mundo globalizado, un buen trabajo o un empleo digno”. (https://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_LIM_653_SP/lang--es/index.htm).

Ya de primera entrada debemos reparar en estos dos aspectos: a) OIT nos habla de un “mundo globalizado”, lo cual nos obliga a que desde el lado obrero formulemos nuestra conceptualización de ese “mundo globalizado”, puesto que no es algo neutro: tiene un inobjetable contenido de clase.

Lea: Dietas y salarios

Tan es así que en ese “mundo globalizado” parece tener una categorización intrínseca en el lenguaje diplomático de la OIT: el Trabajo Decente debe comprender, debe ser.

Ese debe ser es porque, de partida, no lo es; es decir, corresponde a la agenda sindical dar la lucha por la materialización concreta y real del Trabajo Decente: la clase trabajadora que representamos debe tener “un buen trabajo o un empleo digno”.

En tal sentido, el indicado sitio web de la OIT nos aumenta la envergadura de la lucha sindical por el Trabajo Decente, al afirmarse: “Los términos ‘empleo’ y ‘trabajo’ se usan como sinónimos. Sin embargo, este alude a una categoría de actividad humana más amplia que aquel”.

¡Importantísimo comprender lo anterior! Una cosa es el empleo y otra cosa es el trabajo. El concepto trabajo es más profundo: es una categoría a la cual debe impregnársele un contenido humanista. De aquí que no podemos hablar de una lucha sindical por el empleo decente; sino, como viene quedando claro: es por el Trabajo Decente.

Así visto, desde esta perspectiva amplia, profunda y humanista, el concepto de Trabajo Decente persigue que la lucha sindical que demos al respecto tenga siempre presente cuatro objetivos estratégicos: los derechos en el trabajo, las oportunidades de empleo, la protección social y el diálogo social.

Efectivamente, esos cuatro objetivos estratégicos son la esencia del contenido humanista de la lucha por el Trabajo Decente; y podemos decir también, los fundamentos que dan pie para hablar del Trabajo Decente como un Derecho Humano Fundamental.

¡Sin duda alguna podemos afirmar lo anterior! Dichos objetivos están concatenados y son imprescindibles para que una sociedad se desarrolle cualitativamente pensando en toda su ciudadanía obrera.

Se necesita la lucha coordinada e integral en aras de alcanzar esos cuatro objetivos estratégicos para una materialización total del Trabajo Decente; pues se supone que nos conducen a la inclusión social, a la erradicación de la pobreza, al fortalecimiento de la Democracia, al desarrollo integral y realizador de las personas trabajadoras en cuanto seres humanos.  

Esta aspiración la formuló por vez primera el señor Juan Somavía, hoy exdirector general de la OIT quien, en el año 1999, introdujo el concepto de Trabajo Decente como parte de los planteamientos globales de tal entidad, para humanizar el trabajo en el marco de ese mundo globalizado; cuya naturaleza profundamente desigual hoy ocupa punto medular en la razón de ser de la lucha sindical en este siglo XXI.

Autocríticamente debemos plantearlo: la lucha por el Trabajo Decente debe ocupar los primerísimos lugares de nuestra agenda sindical de lucha. Esto no ha estado ocurriendo por diversas razones, misma que no justifican que no procedamos a corregir lo pertinente; para que el trabajo se lleve a cabo en libertad, equidad, seguridad y dignidad de las personas, basado en los principios de igualdad de género y sin discriminación.

*Secretario General Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Alonso (11/10/2019)

SINCERO, TE QUEDARÁS CON LAS GANAS DE PODER CONMIGO, RECONTRA HIJUEPUTA, MALPARIDO, COMUNISTA, PORQUE TE HE DICHO LA VERDAD MIL VECES, HIJUEPUTA. LO QUE QUIERES COMO BUEN COMUNISTA QUE ERES QUE ACEPTE TUS ESTUPIDECES HIJUEPUTA, ESO JAMAS, JAMAS.

Sincero (11/10/2019)

Ay! Alonsito, alonsito. De verdad que usted, con su léxico y falta de criterio me indica a todas luces que es un caso perdido. Tiene más sentido común una canica. En fin... por qué el aborto no era legal en su tiempo. Tal vez nos habrían hecho un favor.

Alonso (10/10/2019)

SINCERO, de verdad que eres sinceramente ANIMAL, IDIOTA, ADOCTRINADO COMUNISTA O EMPLEADO PUBLICO, apuesto lo que quiera que NUNCA, NUNCA HAS TRABAJADO EN LA EMPRESA PRIVADA, nunca has tenido una venta de copos y empanadas para que sepa lo que es SUDARSE LOS HUEVOS HIJUEPUTA TRABANDO PARA PODER VER UN CINCO, seguro sos un hijueputa parásito del gobierno, mantenido, poniendo la mano a un presupuesto que OTROS SE SUDAN EL CULO TRABAJANDO PARA QUE USTED PARÁSITO SOBREVIVA, salga hijueputa de ese ministerio o institución donde dis que trabaja y se pone una tiendita, un mini super malparido PARA LO QUE SE SEPA TRABAJAR Y SOBREVIVIR DE UN NEGOCITO. INTENTELO UN DÍA HIJUEPUTA.

Sincero (10/10/2019)

Cómo salen borregos que no quieren entender que igual que los sindicatos de gobierno existen los sindicatos de los industriales y esos luchan igual o peor que los primeros por sus beneficios y gollerías. Son sindicatos que no defienden al empleado, defienden a los dueños. Un soplas dice ahí que se informen, pero parece que él no lo hace descarga solo contra los sindicatos públicos. Se ha dicho una y otra vez que la verdadera crisis fiscal la genera la enorme evasión fiscal que única y exclusivamente la generan las empresas privadas. Pero parece que el adoctrinamiento del gobierno, el famoso "miente, miente que algo queda", a algunos les saturó la neuronilla que les baila en el cerebro y los borregos van pa'l matadero, gritando: viva el pastor. El pastor es toda. Y borregos, entiendan bien: NO DEFIENDO SINDICATOS NI SINDICALISTAS. SIMPLEMENTE TENGO CRITERIO PROPIO Y NO ME DEJO ADOCTRINAR POR PRENSA ESCRITA Y TELEVISIVA PARCIALIZADA, QUE DEFIENDE INTERESE DE EMPRESAS PRIVADAS, QUE SON LAS QUE NOS TIENEN JUNTOS CON OTROS ABUSOS, EN ESTA SITUACION FISCAL QUE NO EXCLUSIVA DE UN SOLO GREMIO.

Jose (09/10/2019)

Albino.... la palabra TRABAJO.... LE QUEDA MUY MUY MUY GRANDE A USTED ! ! ! !

Andres (09/10/2019)

OSCA, sos un bruto en potencia, usted siguiendo las ideas del parásito de Albino, para usted un trabajo o empleo decente es, primero ser empleado público, tener derecho a 132 pluses, 30 días de vacaciones anuales, 20 años de cesantía, pasar 6 meses del año en huelga etc. SI POR ESO MISMO ESTÁ QUEBRADO COSTA RICA IMBÉCIL, por estar pagando LO QUE NO DEBERÍA PAGAR, JUGANDO DE EMIRATO CUANDO SEGUIMOS SIENDO UNA REPÚBLICA BANANERA, TRATE DE INSTRUIRSE UN POCO MÁS, VIVIMOS DE PRESTADO PARA PAGAR TRABAJOS Y EMPLEOS DECENTES DEL SECTOR PÚBLICO DE COSTA RICA.

Alonso (09/10/2019)

¡ IMAGÍNESE UN VAGO MANTENIDO PARÁSITO PÚBLICO, QUE NUNCA HA TRABAJADO, HABLANDO DE TRABAJO O EMPLEO DECENTE !. Si todavía este comentario lo hiciera un pulpero, empleado de construcción, empleada-o domestica, está bien, pero este VAGO MIDE CALLES QUE NUNCA EN SU PUTA VIDA HA TRABAJADO, SOLO PONER LA MANO DE UN PRESUPUESTO, QUIEN LE VA A PRESTAR ATENCIÓN.

El Indio (09/10/2019)

Ya aparecieron los lame huevos Si éste parásito nunca ha trabajado.

El Indio (09/10/2019)

Ya aparecieron los lame huevos Si éste parásito nunca ha trabajado.

Osca (09/10/2019)

Este señor no lo defiendo pero a la vez reitero que si no existiera este tipo de personas cómo estaría Costa Rica! definitivamente nuestro país cayó en un hueco en donde se piensa que los trabajadores debemos recibir migajas de salario, y nosotros mismos queremos o nos sentimos mal porque x sector gana más, o tiene más que otro . Creo que caímos en la trampa del sector industrial , político y poderoso de este país que es trabajar para apenas subsistir y eso no debe ser. En países del primer mundo están laborando solo 6 horas y les alcanzan para vivir decentemente , acá criticamos los que defienden intereses sociales pero alabamos las marchas en Europa como en París que el pueblo marcha por políticas que los perjudica.