Viernes 22 de Noviembre, 2019

La microbiota intestinal puede favorecer tu salud

Patricia Vial10 de octubre, 2019 | 05:16 AM

Existen billones de bacterias que residen dentro del intestino grueso, formando un ecosistema que se conoce como microbiota intestinal. Mantener el balance de este ecosistema es vital, pues su alteración se ha asociado con el desarrollo de diversas enfermedades.

Pero ¿cómo estas bacterias controlan las diferentes funciones del cuerpo? Los humanos hemos evolucionado para vivir con microorganismos y durante este tiempo estas bacterias han aprendido a desempeñar funciones muy importantes en el cuerpo humano. De hecho, sin la microbiota intestinal no podríamos sobrevivir.

Lea: Tiroides: función, problemas y alimentación

Recientes investigaciones han descubierto que la microbiota intestinal puede afectar de varias maneras la salud, entre ellas están: Ayuda a controlar el sistema inmunológico: alrededor del 70% del sistema inmunológico está alojado en el intestino. Además, al comunicarse con las células inmunes, la microbiota intestinal puede controlar cómo responde el sistema inmunológico ante una infección.

Están relacionados a la salud del cerebro: ciertas bacterias pueden ayudar a producir químicos en el cerebro llamados neurotransmisores, siendo uno de ellos la serotonina. Además, el intestino está conectado al cerebro a través de millones de nervios. Por lo tanto, la microbiota intestinal también puede afectar la salud del cerebro, al ayudar a controlar los mensajes que se envían al cerebro a través de estos nervios.

Puede afectar el peso: las alteraciones negativas de la microbiota intestinal podrían afectar la salud metabólica, favoreciendo el desarrollo obesidad y diabetes. Esto significa que, algunas bacterias específicas, producen enzimas que pueden influir negativamente en el apetito, la ingesta de alimentos y el aumento de peso corporal.

Ahora bien, ¿cómo puede mantener sana su microbiota intestinal? Pues hay diversos alimentos que le pueden ayudar con esto:

• Lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida: la lactancia materna es el primer paso para el desarrollo de una microbiota intestinal saludable.

• Coma una amplia gama de alimentos: comer alimentos diversos, especialmente frutas, vegetales y frijoles, puede hacer que tenga una microbiota diversa.

• Coma alimentos fermentados: los alimentos fermentados como el yogur, el kimchi (vegetales sazonados y fermentados), el kombucha (té fermentado) y el tempeh (pastel de soja fermentada), contienen bacterias saludables que ayudan a mantener sana la microbiota intestinal.

• Coma alimentos prebióticos: los prebióticos son un tipo de fibra que estimula el crecimiento de bacterias saludables presentes en el intestino grueso. Algunos alimentos ricos en prebióticos son la manzana, la pera, los espárragos, la avena y los productos elaborados con cereal de trigo integral.

• Sólo tome antibióticos recetados por su médico: los antibióticos eliminan muchas bacterias malas y buenas en la microbiota intestinal. Por eso, debe tomarlos con cautela, solamente cuando su médico lo indique.

La microbiota intestinal juega un papel fundamental en su bienestar general ¡Lleve hábitos saludables y su cuerpo se lo agradecerá!

* Gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.

* Foto portada tomada de: RMOVE TRAINING



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR