Miércoles 13 de Noviembre, 2019

Por el cerebro

14 de octubre, 2019

Delia E. Villalobos Álvarez M.S.c.

[email protected]

Con visión impresionante sustentada en estudios y dedicación para conocer más de este increíble centro de información que es el cerebro, la Premio Nobel de Medicina 1986 Rita Levi-Montalcini señaló que “la carga de los trastornos neurológicos está alcanzando proporciones importantes en los países donde aumenta el porcentaje de personas de más de 65 años.

La longevidad lograda explicada por avances en diversas áreas del quehacer humano y por investigaciones que derivan opciones para vivir mejor, no sólo extienden el curso de vida, también retos que desafían a los entes nacionales e internacionales: servicios adaptados a las personas adultas mayores de hoy, programas de prevención, atención y rehabilitación, mejores oportunidades para el crecimiento personal y social, propuestas para usar el tiempo libre, pensiones que sufraguen las necesidades y mucho más.

No cabe duda, el recorrido científico y los conocimientos no paran de informar sobre la manera de envejecer saludablemente y la manera de estimular el desarrollo de potencialidades en las personas adultas mayores, para muestra, la atención que hoy ocupa el cerebro y la neurociencia para retardar el deterioro cognitivo y las enfermedades.

Lea: La disciplina positiva no tiene que ser alcahuetería

Portilla subraya que: “El cerebro es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, pero para que funcione correctamente es necesario cuidarlo”… a diferencia de otros órganos “nuestro cerebro no duele, por lo que es muy común que se nos olvide el importante papel que tiene en nuestra salud”.

Los especialistas insisten en que el cuidado por el cerebro es parte fundamental de cada día y una gran responsabilidad para mantenerse saludable, con independencia y autonomía.

La Organización Mundial de la Salud describió los trastornos neurológicos como “enfermedades del sistema nervioso central y periférico, es decir, del cerebro, la médula espinal, los nervios craneales y periféricos, las raíces nerviosas, el sistema nervioso autónomo, la placa neuromuscular, y los músculos.

Entre esos trastornos se cuentan la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, enfermedades cerebro-vasculares tales como los accidentes cerebro-vasculares, la migraña y otras cefalalgias, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, las infecciones neurológicas, los tumores cerebrales, las afecciones traumáticas del sistema nervioso tales como los traumatismos craneoencefálicos, y los trastornos neurológicos causado por la desnutrición”.

Sin embargo, los que estudian insisten en que la prevención es factor clave y que el conocimiento derivado de estudios señala que existen factores de riesgo sobre los que podemos trabajar.

Ponga en práctica las recomendaciones de los expertos muévase mucho, póngale actividad a sus días para ejercitar la atención , concentración, memoria, lenguaje, siga las recomendaciones médicas para mantener a raya la presión arterial y la diabetes; pues como anota Portilla los beneficios para el cerebro son evidentes a cualquier edad, “incluso en pacientes que ya padecen una enfermedad neurológica”.

El Centro Neurológico Antonio Alayón agregó además que leer, dedicar tiempo a las manualidades, juegos de mesa, dormir de 7 a 9 horas, sacar de su vida el alcohol, el tabaco y las drogas, comer saludablemente y mantener relaciones con muchas personas, también protegen este maravilloso centro de datos.

El cerebro es uno de los órganos más complejos del cuerpo humano, según Moya y Romero forma parte del sistema nervioso central, pesa menos de un kilo y medio y recibe el 25% de la sangre que bombea el corazón, tiene la capacidad de emitir las órdenes que regulan el cuerpo humano: movimientos, sensaciones, sentimientos y está conformado por millones de neuronas, que interconectadas mediante axones y dendritas, permiten regular todas y cada una de las funciones del cuerpo y la mente.

La importancia de este sorprendente órgano en la salud y la vida de las personas, condujo a los especialistas a celebrar una semana del cerebro para que diversos países, organizaciones, instituciones y todos lo que quieran prevenir las enfermedades neurológicas pongan las neuronas a trabajar.

Se trata de promover tanto que se puede hacer y este año con el lema “Un cerebro sano, en un cuerpo sano” y muchas actividades formativas se pretende destacar la importancia de cuidar el cerebro para prevenir enfermedades neurológicas y, envejecer en mejores condiciones, con menos riesgo de demencia afirmó la Sociedad Española de Neurología.

Este año un autobús caminará por muchos lugares de España donde las personas podrán realizarse pruebas para conocer la salud cerebral y la agilidad mental.
 
El autobús del cerebro tiene tres espacios destinados al diagnóstico, la formación, el entrenamiento y ejercicio del cerebro, una zona equipada con camillas y equipos doppler para medir el funcionamiento cerebrovascular de los interesados y el estado de las arterias, así como de utensilios de medición para determinar el riesgo cerebrovascular.

El Director General de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus expresó “lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro".

Usted puede hacer mucho por su cerebro para vivir más y vivir mejor.

*Catedrática jubilada UNA



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR