Lunes 18 de Noviembre, 2019

Allanan empresas de seguridad en el aeropuerto

Se les investiga por un delito de contrabando

19 de octubre, 2019 | 02:48 PM

Sharon Cascante Lizano

El manejo irregular de mercancía que consta de dispositivos electrónicos llevó al allanamiento de las oficinas de DHL y K-9 Internacional, empresas que brindan el servicio de seguridad privada, ubicadas dentro del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

Los agentes de la Policía de Control Fiscal (PCF) ingresaron a tres oficinas de ambas compañías en conjunto con la Fiscalía de Delitos Económicos, Tributarios y Aduaneros, el Juzgado Penal de Hacienda y la Sección de Delitos Informáticos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El operativo se llevó a cabo después de una investigación que presentó la Aduana Santamaría por un posible delito de contrabando, acorde con lo tipificado en el artículo 211 de la Ley General de Aduanas.

Irving Malespín, director de la PCF, explicó que la situación denunciada se produjo en noviembre de 2018, cuando al Juan Santamaría arribó un avión de carga procedente de Miami.

La mercancía consistía en aparatos electrónicos, entre ellos tabletas y otros similares, propiedad de una empresa de entrega rápida, los cuales no estaban reportados en el manifiesto de carga.

Cuando llegó la mercancía a Costa Rica no las ingresaron al Centro de Transporte Rápido para Mercancías del Área de Terminal de Carga Aérea (CTRM), sino que la pasaron directamente a las oficinas privadas del auxiliar de la función pública aduanera.

 Al día siguiente a tempranas horas intentaron sacar dicha mercancía de las oficinas privadas, pero los funcionarios de Aeris -compañía que administra la terminal aérea- se percataron de lo ocurrido y dieron la alerta a la autoridad aduanera para la retención de los artículos.

“De acuerdo con el artículo 211 de la Ley General de Aduanas, para que se configure el delito de contrabando se requiere precisamente eso, burlar los controles aduaneros.

Lea: Dueño de llantera desapareció y angustia familiares

Todo lo que no pasa por control aduanero, sea en puerto, aeropuerto, fronteras, ingresa ilícitamente al país. Eso fue lo que hicieron ellos, no sometieron a control aduanero la mercancía que traían. Nunca fueron declaradas”, explicó.

Los artículos fueron valorados en $21.875, aproximadamente ¢12,7 millones.

Durante el operativo las autoridades obtuvieron información física y electrónica asociada al vuelo en cuestión, documentos aduaneros relacionados con el ingreso de la mercancía, documentación bancaria y dispositivos electrónicos, material importante para la investigación.

“De momento no hay detenidos. Ese es un tema que le corresponde al Ministerio Público y en el momento que ellos nos indiquen procederemos, pero aún no. Se decomisó prueba que consideramos pertinente”, añadió.

El delito de contrabando cuenta con penas privativas de libertad que van de 3 a 5 años, pero se debe buscar a quienes facilitaron la operación ilícita. En tanto, la mercadería quedó decomisada en un depósito, en espera del proceso para rematarla.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR