Lunes 18 de Noviembre, 2019

Retención de líquidos corporales

Dra. Roimy D´eljesus Cedeño22 de octubre, 2019 | 06:03 AM

Este efecto se produce cuando existe un desequilibrio en los líquidos de nuestro cuerpo. Los vasos sanguíneos depositan demasiado líquido en los tejidos corporales o el líquido que se almacena en estos no se elimina a través de la sangre de forma normalizada.

Muchas pueden ser las causas de las que se deriva este mal funcionamiento, como el embarazo, obesidad, mal funcionamiento de las glándulas linfáticas, padecer de insuficiencia renal, cardiaca o hepática, trastornos que ocasionan un mal funcionamiento de nuestro cuerpo desequilibrando los niveles de líquidos en el organismo.

Lea: Conozca los beneficios de la vitamina E

El edema, conocido popularmente como retención de líquidos, es un aumento en el volumen del líquido intersticial, es decir, una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos. Sus causas son variadas, entre ellas, problemas circulatorios, insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedades renales o hepáticas. También existe el edema cíclico idiopático, en el que el problema se produce sin causa conocida.

Nuestros tobillos, piernas, abdomen, están más hinchados de lo habitual y no sabemos por qué puede ser. Quizá lo que tenemos es una retención de líquidos que hace que estos se acumulen en nuestro cuerpo dando la sensación de haber ganado peso cuando realmente lo que nos sucede es producto de un trastorno metabólico producido por diferentes causas.

El tratamiento dietético en los edemas consiste en una dieta baja en sodio. Las principales fuentes de sodio son la sal de mesa, los alimentos y el agua. Como primera medida, se evitará el agregado de sal en las comidas, puesto que, como la sal "atrae" el agua, cuanta más sal se consuma, más agua se retendrá. En su lugar, se utilizarán hierbas, especias, limón, vinagre y aceites aromatizados con ajo, orégano o guindilla para potenciar el sabor de las comidas.

•    Lácteos: la leche, los yogures, los quesos blancos y los quesos sin sal pueden consumirse sin inconvenientes. Sin embargo, se restringirá el consumo de quesos curados y semicurados, ya que su contenido de sodio es muy alto.

•    Carnes: se permiten todas las carnes magras y frescas (ternera, cerdo, pollo, pavo y conejo). Se evitarán las conservas, los ahumados, los embutidos, la charcutería, los patés, la sobrasada y las salchichas, ya que contienen elevadas cantidades de sal y de conservantes.

•    Pescados: se incluirán todos los pescados, tanto frescos como congelados, excepto aquellos que se presentan en conserva, ahumados y salados.
•    Frutas y verduras: todas están permitidas, puesto que son alimentos muy pobres en sodio.
•    Mueve las piernas: Además de una mejora en los hábitos alimenticios, otras medidas que ayudan a disminuir los edemas son mantener las piernas elevadas, evitar estar sentado durante periodos de tiempo muy largos y practicar ejercicio físico de manera regular.

•    Evitar utilizar prendas muy ajustadas: No es ninguna tontería, las prendas que nos quedan muy apretadas obstruyen la circulación y dificultan la correcta expulsión de los líquidos, siguiendo los cauces habituales del organismo.

Si te surgen dudas o necesitas contactar a nuestra especialista en Medicina Estética, puedes comunicarte con nosotros y te ayudaremos con toda la información que necesites, llámanos a los teléfonos: 506-7161-0298 o 7031-0719 o escríbenos en el Facebook por medio de la cuenta “Estética Khalessi”.

*Médico Dermatólogo (UCV), Especialista en Medicina Estética y Medicina Ortomolecular



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR