Viernes 22 de Noviembre, 2019

Todo lo que necesita saber sobre los alimentos enlatados

Patricia Vial / especialista23 de octubre, 2019 | 06:03 AM

El enlatado es uno de los métodos más antiguos de conservación de alimentos. Consiste en calentar los alimentos a temperaturas muy elevadas, destruyendo posibles microorganismos dañinos, para luego ser envasados a presión en latas o frascos sellados.

Este proceso se desarrolló a finales del siglo XVIII, con la idea de proporcionar una fuente estable de alimentos para los soldados en guerra. Actualmente, la mayoría de los envases de vidrio han sido reemplazados por latas, pues son más económicas, resistentes y rápidas de fabricar.

Lea: Tiroides: función, problemas y alimentación

A menudo se piensa que los alimentos enlatados son menos nutritivos que los alimentos frescos o congelados. Por lo anterior, en este artículo le explicaré todo lo que necesita saber sobre los alimentos enlatados, para ayudarle a tomar la decisión más acertada para su salud.

En general el proceso de enlatado puede variar según el producto. Sin embargo, tiene tres principios básicos:

•    Procesamiento: los alimentos se lavan, pelan, cortan, rebanan o deshuesan.
•    Sellado: se introducen los alimentos en latas y se sellan.
•    Calor: las latas se someten a un proceso térmico para matar las bacterias dañinas y evitar el deterioro.

Existen muchos alimentos que se pueden enlatar, pero los más comunes son:
-Frutas y vegetales: duraznos, piña, cerezas, cóctel de frutas, hongos, tomates y espárragos; entre otros.
-Leguminosas: los garbanzos y los frijoles rojos y negros son las leguminosas que más se suelen enlatar.
-Carnes y pescado: atún, sardinas, ostras y embutidos como salchichas.
-Lácteos y salsas: la leche condensada y la leche evaporada son los lácteos enlatados más utilizados, así como la salsa y pasta de tomate.
-Sopas: sopa de tomate, sopa de pollo, sopa de fideos y sopa de vegetales son algunas de las que se pueden encontrar enlatadas.

Durante el proceso de enlatado, puede que se les agregue sal o azúcar a los alimentos. Por esto, es importarte que revise los ingredientes. Elija las frutas que estén envasadas en su propio jugo, pues contienen menos azúcar añadida que aquellas envasadas en almíbar. Además, antes de comer vegetales enlatados, retire el líquido con un colador y lávelos bajo con agua para eliminar el exceso de sodio.

Muchos alimentos enlatados no contienen ningún ingrediente agregado, pero la única forma de saberlo con seguridad es leer la lista de ingredientes.

Los alimentos enlatados son prácticos y convenientes, pues se pueden almacenar de forma segura durante más tiempo, lo que quiere decir que tienen un periodo de vida más largo y requieren menos tiempo de preparación.

Antes de comprar productos enlatados verifique la fecha de vencimiento y que la lata esté en buenas condiciones, sin golpes, abolladuras u óxido, pues esto puede alterar su calidad y seguridad de consumo.

Los alimentos enlatados son una opción cuando no hay alimentos frescos disponibles, pues sí aportan nutrientes. Dicho esto, recuerde siempre elegir la mejor opción para su salud.

*Gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR