Lunes 03 de Agosto, 2020

CCSS, orgullo nacional

25 de octubre, 2019

Fabio Vega

[email protected]

El anuncio de la millonaria inversión, que inició la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), del presente año al 2022, nos lleva a pensar que no todo está, supuestamente, mal en la Administración Alvarado Quesada.

Garantizar salud a los costarricenses, con infraestructura y equipos ultramodernos, para una mejor atención de los pacientes, es casi un alivio. ¿Y por qué casi? Porque hace falta acabar con las filas en la Consulta Externa y ampliar horarios de servicios de urgencias en el área rural.

Lea: ¿Por qué se decantó doña Gloria en denunciar al dirigente sindical Albino Vargas?

Son ¢956,658 millones a invertirse en salud pública, aporte solidario considerado el mayor en 78 años de historia de la principal institución del país.

En el marco de este hito, se construirán obras en los tres niveles de atención: 50 sedes para ebais, 34 áreas de salud y los hospitales de Turrialba, Cartago y Puntarenas, este último será el más moderno y grande del territorio nacional.

También se levantarán la torre Este del Hospital Calderón Guardia, la Torre Nueva del Hospital México, la Torre de la Esperanza en el Hospital de Niños, Torre de 14 pisos del Hospital San Juan de Dios, y los nuevos Hospitales de Geriatría, Limón y Golfito.

A este gobierno del Bicentenario  hay que reconocerle el impulso progresista en carreteras y ahora en centros médicos, equipados con moderna tecnología para la atención de pacientes.

Acercar la salud a las comunidades es el propósito de este portafolio de obra pública en un Estado social que, a diferencia de otros países donde resulta onerosa esta atención, aquí prácticamente nos ponen los servicios médicos a la vuelta de la esquina.

No todo camina mal en una nación tercermundista con una alta dosis de desarrollo en infraestructura pública hospitalaria, con equipos especializados para el tratamiento de diversas enfermedades. Ticos, sinceramente, es una bendición contar con el seguro social.

Que estos esfuerzos de la Administración Alvarado Quesada y la conducción del Dr. Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, se traduzcan en cortes de cintas y no en paladas de cemento sobre primeras piedras.

Esta institución, pilar de la justicia social,  además de construir generará trabajo en el sector y dinamizará el empleo directo e indirecto en los alrededores de esos centros, reactivándose la economía familiar.

Llevar los servicios de salud a las poblaciones rurales, indígenas y de la gran área metropolitana mejorará la atención de pacientes que no tendrán que recorrer largas distancias para acceder a la medicina preventiva general y especializada.

Paralelo a estos esfuerzos, se deben acabar las largas filas en la Consulta Externa y ampliar los horarios de atención de urgencias en las cabeceras de algunos cantones, como en mi Bagaces, donde ya es necesario el servicio diario de 24 horas. CCSS, orgullo nacional.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Gonzalo Madrigal (03/11/2019)

Muy buen comentario y muy cierto. Lo felicito.

Alvaro porras (28/10/2019)

Mientras se da esa falsa sensación de mejoría, el Pac sigue desvalijando a la Caja y otros entes del Estado

Luis murillo (26/10/2019)

Buena propaganda para lavar la cara de la caja pero no es la perfección la atención que las últimas veces he tenido me Di cuenta como mientras uno ocupa atención ellos se reúnen habla hablan ir celular salen almuerza toman café con más ttiempo del necesario salen con sus gabachos propiciando contaminaciones cruzadas etc no se como lo fiscalización cual es la metodología para controlar sus tiempo a y movimientos ni como los auditora y aún hoy pasan amigos y parientes por sobre pacientes en espera para atenderlos y nadie auditora. Que gran caja es buena pero es controlada ir un gremio que hace l que quien.

Miguel Vargas (25/10/2019)

¡ PORQUE NO ALEGRARSE !, en buena hora que los aportes de los trabajadores y patrones sean bien utilizados para brindar un mejor servicio, pero esto NO SE COMPARA CON LO QUE TENÍAMOS HACE 60 AÑOS, tengo 67 años, en la década de los sesenta tenía la CCSS el siguiente inventario de infraestructura PARA ATENDER 1.200.000, (LEASE CORRECTAMENTE UN MILLÓN DOSCIENTOS MIL HABITANTES ), teníamos, Hospital San Juan de Dios, Hospital Calderon Guardia, Hospital México, Hospital de NIños, La Maternidad Carit hoy Hospital de la Mujer, Asilo Chapuí, todas las cabeceras de provincia tenían su hospital igual que cantones grandes como San Carlos, Grecia etc. ERA SENCILLAMENTE UNA BELLEZA, las emergencias se atendían en 20 minutos, me consta porque llegué un par de veces. HOY EN DÍA SOMOS 5.000.000 (cinco millones de ticos) y 1.500.000 y ( un millón quinientos mil de inmigrantes) que hay que atender, el asunto es que CASI TENEMOS LA MISMA INFRAESTRUCTURA DE HACE 60 AÑOS, nos hemos quedado rezagados en 60 años por culpa de los sindicatos que se han llevado la mayoría de dinero a sus billeteras, ese elogio a la administración Carlos Alvarado y Macaya a mi en lo personal NO ME HACE MUCHA GRACIA, YO SI PUEDO RAJAR QUE DISFRUTÉ DE UNA BUENA ATENCIÓN EN LA CCSS DE AQUELLOS AÑOS, hoy nos vanagloriamos por ALGUITO QUE SE HAGA, ES BUENO AL FIN Y AL CABO.