Miércoles 12 de Agosto, 2020

Usan tobilleras como medida de cumplir penas

Advierte el OIJ lo cual aumenta números de reincidencia delictiva

26 de octubre, 2019 | 02:42 PM

Sharon Cascante Lizano

En lo que va del año, la Fiscalía de Narcotráfico y Delitos Conexos ha trabajado en 323 casos relacionados con crimen organizado, dejando como resultado 592 personas investigadas.

Como parte de esas investigaciones hay 63 delincuentes condenados a prisión con sentencia en firme, mientras que otros 529 se mantienen con prisión preventiva.

Ese número de sujetos tras las rejas se deriva del cambio que se han hecho en la atención de estas situaciones, entre lo que destaca la no utilización o permiso para los procesos abreviados.

“Una política más rigurosa en muchos sentidos, uno de ellos en que no se siguiera festinando el uso de los abreviados, que es la negociación que hacen los defensores y defensoras de las personas imputadas en este tipo de casos que se están haciendo con penas muy bajas, que les permitía después de ser sentenciados, quedar libres y seguir cometiendo sus delitos.

Los datos estadísticos nos decían que después de esos abreviados que se estaban negociando de hace dos años para atrás en el Ministerio Público, se estaba permitiendo que libre y tranquilamente siguieran delinquiendo”, mencionó Emilia Navas, fiscala general de la República.

Navas explicó que ante tal panorama decidieron ser más rigurosos con las políticas y detuvieron varios procesos con negociaciones de ese tipo.


Lea: Cambio de válvulas provocará suspensión de agua

 

REINCIDENCIA Y
TOBILLERAS

 

Otro tema que preocupa a las autoridades del sistema de justicia nacional es el uso de las tobilleras electrónicas como sinónimo de cumplir penas.

Datos suministrados por Walter Espinoza, director general del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indican que de julio de 2017 a julio de 2019, un total de 2.334 personas solucionaron su situación jurídica mediante la tobillera.

“Verificamos que de esas, 479 había delinquido en el periodo donde en principio debían mantenerse en buen recaudo y alejadas de la comisión de delito. Es una especie de repitencia y eso significa que el sistema tiene posibilidades de mejora y hay que revisar la manera en cómo se está haciendo para que este sistema alternativo produzca mejores resultados”, señaló.

Para Espinoza es una buena posibilidad el uso de los dispositivos, pero asegura que se deben reforzar los sistemas de control.

De acuerdo Emilia Navas, ha mantenido reuniones con la ministra de Justicia para conversar sobre las tobilleras electrónicas y el vaciamiento de la pena, esto es que se da el proceso, resulta una condena en firme, pero la persona no pasa ni un solo día en prisión, es decir, se le da la libertad.

“Es una serie de utilización de recursos públicos para hacer justicia, pero que al final no termina en nada porque por decisiones del Ministerio de Justicia, pese a una sentencia de más de tres años de prisión a las personas, nunca van a cumplirla”, comentó.

En el caso de los jueces, señaló que han asumido un rol de revisar en cuáles casos se puede restringir la libertad con este dispositivo y en cuáles debe ir a prisión.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR