Lunes 03 de Agosto, 2020

Gracias, Rusmarily

28 de octubre, 2019

Delia Villalobos

[email protected]

La vida nos bendice de muchas maneras, pero más, cuando en el camino nos topamos con personas que regalan amistad, motivación y cariño. También lecciones de vida que aportan reflexión y ganas de poner más al proyecto escogido: procederes para acercarse a Dios, aprender cosas nuevas, llenarse de magia, de motivación para mediar por los demás, para descubrir oportunidades y disfrutar tanto que se puede en cada día.

Si ustedes la conocieron, de inmediato identifican a Rusmarily, esa mujer alta, de piel blanca, cabello ensortijado, que cuidaba su apariencia y exhibía abundantes carcajadas para despertar hasta a los más sosegados. Su bullicio, entusiasmo y algo especial que ponía en su “nada la detenía”, cuando de defender causas y proyectos vinculados al bienestar, la salud y la calidad de vida de personas adultas mayores.

Lea: Un “sentido potencial”

Una mujer de la que se puede decir tanto, pues su presteza la llevó a construir múltiples caminos en los que siempre encontró a Dios: como maestra de escuelas rurales y la participación pastoral y política que la llevaron a conducir instituciones, proyectos y acciones donde acertó cúmulos de realización para conducir a otros, emprender y aportar progreso para su cantón.

Graduada de la Universidad de Costa Rica en Administración de Negocios, enriqueció su formación en Italia e Israel lo que según ella misma refería, le atesoró “sensibilidad y entusiasmo para desempeñar su quehacer profesional y su desempeño como dirigente social…”, nunca perdió el norte para retar cambios y proponer soluciones a los problemas de personas en vulnerabilidad.

Su paso, muy firme por cierto, y de eso damos cuenta los que compartimos diversos escenarios con Rusmarily, estuvo urdido de perseverancia, trabajo, resiliencia y comunicación  asertiva, pues una vez que decidía ser parte, nadie la sustraía  de las propuestas por retadoras que resultaran.

Su trabajo con personas adultas mayores, permitió admirar y comprobar las capacidades profesionales y personales de esta mujer que disfrutaba con altas dosis su curso de vida, y en la que ella misma describió fue inspirada por el acompañamiento que ofreció a sus padres.

Más de quince años se abocó a bregar por el Hogar Jafeth Jiménez Morales de Grecia, residencia para personas adultas mayores en el que ocupó la presidencia por mucho tiempo.

Como lo advirtió el equipo de trabajo que la acompañó: “Durante la trayectoria que tiene doña Rusmarily… en el cargo de Presidenta, sin pensar en el tiempo o día que sea necesario emplear, ha estado ahí presente, interesada en el desarrollo integral de la organización; su visión ha generado la búsqueda de fondos y la realización de actividades para mejorar las instalaciones… se ha interesado en aspectos innovadores… paneles solares y la moderna lavandería…; así como espaciosas zonas verdes, jardines y el recién inaugurado rancho”.

Colocó el Hogar Jafet Jiménez como institución que debe servir de modelo para que la atención de la persona adulta mayor en el país se adapte a nuevos modelos y paradigmas para garantizar que las personas adultas mayores dispongan de atención centrada en ellos, un tema que ocupó y preocupó a Rusmarily y nunca se cansaba de compartir.

Su visión y congruencia la llevaron a situarse en “los procesos constructivos para que las personas adultas mayores residentes disfruten de ambiente agradable, familiar, con jardines cuidados, amplias terrazas, rampas, pisos antideslizantes, ventanales desde varios puntos… del edificio desde donde pueden contemplarse las montañas y los paisajes que rodean las instalaciones; los pabellones son ventilados, con suficiente luz natural, dotados de… salas de televisión, dormitorios adecuadamente amueblados; así como con amplios y modernos cuartos de baño”…

Eligió hacer más conduciendo la Red de Cuido para Personas Adultas Mayores, primero en  Grecia, luego en Poás, Naranjo, Sarchí y el Distrito Río Cuarto; “más de mil beneficiarios reciben mensualmente alimentación, artículos de aseo y los que así lo requieren pañales y suplementos alimenticios; casos muy especiales se les brinda subsidio para el pago de cuidadora”.

En la propuesta para el Premio Calidad de Vida Dr. Diego Trejos se lee que “Doña Rusmarily es… ejemplo de una trayectoria de vida que primero practica con el ejemplo, al interpretar las grandes políticas y normativas gubernamentales, ejecutarlas en el campo, validarlas, ajustarlas a la realidad de la población, según zonas geográficas y las características de sus pobladores”.

Su recorrido fue notorio en el país, formó parte de Fecrunapa desde el 2003 y ejerció la presidencia por varios años, así como directora de la Junta Rectora de Conapam.

Pienso como Rosa Morales “poseía una varita mágica para resolver”, como Alicia Alvarado tenía “capacidad para relacionarse con la gente y conseguir ayudas”, como Karen Murillo “luchadora hablaba de frente, siempre directa” como Luz Ramírez “siempre la llevaré en mi corazón por lo buena que fue conmigo” y como muchos más.

Sí, Rusmarily son muchos acontecimientos para que sigas presente, recordar, aprender y vivir, gracias por tanto que hiciste, disfruta más que nunca al lado de DIOS.

*Catedrática jubilada UNA



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

data recovery (28/06/2020)

Espero más información de este artículo. Gracias por un gran articulo 2020