Viernes 22 de Noviembre, 2019

VIDEO: Así fue brutal asesinato de hombre en Puntarenas

Mamá entregó al hijo y al amigo
Jarmon Noguera González06 de noviembre, 2019 | 11:19 AM

Un video en el celular de uno de los sospechosos de asesinar al funcionario del Hospital Monseñor Sanabria identificado como Erick Moscoso Moscoso fue visto por su mamá y los puso en la cárcel.

Al ver las horrorosas imágenes, sin pensarlo, de inmediato llamó a las autoridades para entregarlo junto a su amigo, quienes ahora figuran como los responsables de los delitos de robo agravado y homicidio calificado.

Estos son los detalles que dio el OIJ sobre sospechosos:
 

En el video se ve cómo apuñalan al hombre sin ninguna compasión en medio de un charco de sangre, mientras grababan sin ningún reparo el brutal hecho ocurrido la noche de este lunes.

Ahora los dos sujetos de apellidos Chaves Calvo y Araya Sánchez están a la espera de realizarse un reconocimiento físico, según el resultado, se procederá con la toma de la declaración indagatoria y la valoración de la respectiva solicitud de medidas cautelares.

La captura se realizó anoche y, posteriormente, a las 8:45 p.m., la Fiscalía dirigió dos allanamientos en las casas de los sospechosos, en Barranca. En conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), se logró decomisar las prendas que, en apariencia, fueron utilizadas durante el hecho.

El caso se encuentra en investigación, dentro de la causa 19-2463-061-PE.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Lui (11/11/2019)

Hijos que son como Hienas. Hijos ingratos. Hijos desobedientes y que deshonran el honor de llevar un apellido y de tener el amor de una madre que como ésta, a todas luces es una señora buena que sufrió el dolor de ver al salvaje monstruo en el que se convirtió un hijo que en lugar de entregarle alegría, la llevó a tomar una decisión que tiene que tomar cualquier padre o madre de familia que tema a Dios. Miserable criatura que nació de una fuente buena. Mi pésame para los familiares de la víctima y para la mamá que tuvo que presenciar ese acto vil en el que su hijo quedó manchado de por vida.