Miércoles 11 de Diciembre, 2019

Su propio balazo lo desangra

Intentó robar dinero a madre de asesinado
Andres Rojas11 de noviembre, 2019 | 08:27 AM

Un ladrón perdió la vida cuando intentaba huir de una escena del crimen en Los Pinos de Barrio Cuba, San José.

La muerte del antisocial se dio de forma extraña, ya que él, junto a otros dos sujetos, ingresó a una vivienda con el firme propósito de robar una buena cantidad de dinero que se encontraba dentro.

Cuando lograron ingresar exigieron a los habitantes que entregaran la plata mientras destrozaban los sillones en búsqueda del botín.

Tras el intento fallido de hallar lo que deseaban, emprendieron la huida. Con lo que no contaba uno de ellos era con que el portón de la vivienda era eléctrico y se cerró.

El hoy occiso intentó abrirlo de un balazo, pero no contaba con que la bala rebotaría y se le iba a incrustar en el abdomen.

La víctima quedó desangrada sobre las gradas de la casa mientras que los otros dos cacos intentaron huir. Uno fue detenido y el otro se dio a la fuga.

Al occiso lo identificaron como William Gerardo Rojas Rivera, de 52 años, quien registraba como último domicilio el ámbito A en el Centro de Atención Integral (CAI) Jorge Arturo Montero Castro, conocido popularmente como La Reforma.

Lea: Hombres armados le arrebatan vida de varios disparos

DINERO

El dinero al que los sospechosos hacían referencia podría ser el correspondiente a la venta de un carro que se llevó a cabo el sábado.

La moradora de la vivienda, una señora de 66 años, habría vendido un automotor que le quedó después de que asesinaran a su hijo.

Ese dinero es el que aparentemente buscaban los malhechores, por ello se presume que hay gato casero en el intento de asalto.

HIJO ASESINADO

El 4 de agosto de este año el hijo de la dueña de la casa, llamado Luis Diego Vega Rojas, de 43 años, murió en un ataque armado en Alajuelita.

 

Ese día visitó un bar en ese cantón con un amigo y cuando salieron conversaban con un cuidacarros a un costado del Banco Popular. En ese momento llegó un carro que se estacionó cerca de ellos, tres sujetos armados se bajaron y sin mediar palabra les dispararon, después subieron al carro y huyeron a toda velocidad.

Vega Rojas era padre de seis hijos y se dedicaba a actividades comerciales como el transporte privado de personas, además no tenía pasadas policiales.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Juanito Mora (11/11/2019)

Que buena noticia, Costa Rica ya no soporta esta ola de delincuencia. Eso sí vaya y mate usted a uno de estos delincuentes ahí si lo meten a la cárcel.