Jueves 05 de Diciembre, 2019

¿Cómo validar si mi idea de negocio funcionará?

19 de noviembre, 2019

Ana Alfaro

[email protected]

Cuando surge la idea de iniciar su propio negocio o si se quiere incursionar en nuevos proyectos, la adrenalina del momento, los deseos de cambiar pronto la situación actual que tenemos, la ilusión de vivir bajo nuestros propios términos y condiciones, hace que omitamos pasos vitales para saber si el producto o servicio realmente tendrá acogida en el mercado y si es viable invertir recursos de tiempo y dinero.

Tener una gran idea no es suficiente. Un talento que se quiera desarrollar tampoco lo es, sin las herramientas necesarias para buscar frutos positivos al implementarlo.

Para reducir la incertidumbre de saber si mi idea de negocio es factible y tener cierta certeza de que funcionará, se deben seguir y analizar a profundidad, 3 aspectos indispensables:

1. Existencia de mercado potencial: Un negocio, para que genere recursos recurrentes, que le permitan continuidad en el tiempo, debe contar con un mercado potencial, con una necesidad que resolver. Si el mercado es muy pequeño, se debe saber cómo lograr convertir esos pocos clientes en ventas que permita sostener la empresa en el tiempo. No hay mercado chico, lo que debe existir es una identificación clara de este (ubicación geográfica, características particulares), sus necesidades, cómo se puede añadir nuevos productos o servicios asociados que permitan agrandar ese mercado. El costeo del producto o servicio y conocer la posible demanda de clientes, permitirá hacer proyecciones apegadas a la realidad, para saber cómo invertir los recursos, qué pasos seguir y, si al menos durante el primer año, se logrará sostener el punto de equilibrio entre ingresos y egresos.

2. Valor agregado-Elemento diferenciador: Cuando se ofrece al mercado un producto o servicio para cubrir una necesidad, la propuesta debe ser única e irresistible, diferente a lo que brinda la competencia, con un valor agregado, con un plus, algo más que otros no dan. Incursionar en mercados ya saturados con lo mismo que ofrecen todos no me hace diferente ni especial. La creatividad e innovación son herramientas necesarias en este punto. Es importante cubrir los vacíos que existen en el mercado.

3. Realizar un pre-lanzamiento o testeo del producto o servicio: Significa validar mi producto o servicio en el mercado real, ponerlo a prueba, solicitar retroalimentación de clientes primerizos, hacer encuestas, perfeccionar el producto o servicio para que, al realizar el lanzamiento oficial, este lleve corregidas todas aquellas situaciones que podrían evitar su ingreso correcto en el mercado. Elabore un plan de prelanzamiento (que no sea eterno tampoco, pero sí suficiente) para medir todos los aspectos que se considere vitales en la comercialización del producto o servicio.

Y tal como lo dijo Larraine Matusak, presidenta de la firma consultora Larcon Associates, “no perdamos de vista los factores más importantes para el éxito: compromiso, pasión por marcar la diferencia, visión para alcanzar los cambios y coraje para poner las cosas en movimiento”.


*Licda. en Contaduría Pública, Emprendedora y Asesora / Fundadora de You Pura Vida



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR