Jueves 05 de Diciembre, 2019

Qué jodido... diría mi tata

29 de noviembre, 2019

Fabio Vega

[email protected]

En esto de las elecciones municipales, las autoridades con cargos de elección popular que buscan la continuidad llevan ventajas sobre los demás candidatos.

Es el único proceso electoral con derecho a postularse indefinidamente. No existe ni para diputados ni para presidente de la República. Eliminar esa continuidad no tendría impedimento legal, según letrados del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Algunos planteamientos se han dado al respecto para que los alcaldes, y también regidores, renuncien seis meses antes de un proceso electoral municipal y lleguen en condiciones de igualdad frente a los que aspiramos a un cargo de elección popular,  en los comicios del próximo 2 de febrero.

Lea: “Un llamado para que nuestro futuro digital nos pertenezca”

La Sala IV tiene en espera un reclamo del Dr. Alex Solís, excontralor general de la República, y en la Asamblea Legislativa, se tramita un proyecto para que la continuidad suceda una vez. Al parecer, según la Procuraduría General de la República y el TSE, esto es un asunto de competencia legislativa.

Para Solís, citado en un medio local, "la reelección consecutiva e indefinida de las autoridades municipales, conlleva nocivas consecuencias para el correcto desempeño del sistema democrático, incluidas el enquistamiento de las élites políticas, el fomento de la corrupción e ineficiencia".

En enero próximo se esperan, en algunos cantones, bacheos de calles y caminos, aparentemente con recursos no municipales, pero que ciertos alcaldes les hacen creer a los vecinos que es parte de su gran gestión desarrollada.

En la acera de enfrente, se suman candidatos, con su rosario de promesas, que hacen sentir al ciudadano como "Alicia, en el cantón de las maravillas". El incumplimiento a esos compromisos, es lo que resta credibilidad a los políticos y aumenta porcentualmente el abstencionismo.

Que jodido, diría mi tata.

Por otra parte, sería oportuno que las auditorías internas controlen los gastos de los alcaldes u otras autoridades locales, por el uso de teléfonos, pagados con recursos municipales, para promediar los gastos entre el proceso de campaña con respecto a meses anteriores.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR