Domingo 26 de Enero, 2020

Impacto de nuevos impuestos

06 de enero, 2020

Rafael González

[email protected]

La coyuntura fiscal (y tributaria) debería generar un incremento importante en la recaudación para los próximos años. Información ofrecida  por  autoridades de Hacienda, indica que a noviembre, con la implementación  de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, los ingresos aumentaron poco más de 175 mil millones; casi medio punto de PIB. Ya se empezó a ver en 2019 el resultado del esfuerzo que todos los costarricenses hemos hecho y vale la pena comentar lo que puede vaticinarse para el 2020. Por supuesto que resultaría conveniente que esa recaudación no derive únicamente de los cambios en los impuestos (mayores tarifas, nuevos hechos imponibles); sino más bien que se vea sustancialmente incrementada por un robustecimiento de la actividad económica que genere mayor riqueza, trabajo y recaudación.

Lea: Crecimiento económico y deuda externa

Sin lugar a dudas, los cambios en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) deberían ser los que más aporten a la recaudación incremental. Al gravarse los servicios se agrega una fuente muy importante de recaudación nueva -esa inclusión significó 149 millones (0,31% del PIB); pero, además, el aumento en el número de contribuyentes del IVA (de 140 mil a más de 600 mil), conlleva también un  incremento de los contribuyentes en renta, que se han visto forzados a salir de la informalidad por resultar ahora visibles ellos y sus transacciones, dadas las nuevas regulaciones a las que se les somete. Por esa razón es que mencionamos “coyuntura” fiscal, para denotar que no solo se trata de la reforma de la Ley de Fortalecimiento; sino un espectro más amplio de cambios.

La factura electrónica y sus reglas de utilización han sido un complemento importantísimo en la implementación del IVA. Los contribuyentes   adoptamos la nueva condición de obligados por el IVA, con una “cancha” marcada por el uso de la factura. Muchas de las viejas prácticas que se abandonaron, se sumaron a las nuevas fuentes de recaudación.

¿Y el Registro de Accionistas y Beneficiarios?, otro elemento de la coyuntura fiscal ha jugado un papel muy importante. La amenaza de estar “en el radar”  sacó de la informalidad a algunos;  generó vínculos afectos al IVA y a renta; propició reorganizaciones de diversos tipos;  además motivó el pago de dividendos, etc. Lo anterior complementado por la información que nuestro país obtendrá por la implementación del Estándar Común de Reporte, empezando por recursos “parqueados” en entidades financieras panameñas (y pronto de varias plazas del Caribe).

Todo esto nos trae de nuevo a la reforma estructural y su potencial impacto en la recaudación. En renta, más allá del impuesto sobre las utilidades empresariales, cuyas modificaciones poco a poco irán surtiendo efecto, es claro que los impuestos a las rentas del capital, particularmente inmobiliarias, han provocado un impacto favorable en la recaudación. Hubo un incremento de 105 mil millones (0,29% del PIB), de la misma forma sacó de la informalidad a muchos, también ayudado por el acicate de la factura electrónica y la visibilidad que derivará del Registro de beneficiarios. Y con impacto en IVA.

En esta misma línea, pensando ahora en el impuesto a las ganancias de capital, tendremos efectos similares a los expuestos: la novedad del gravamen, per se, producirá mayor recaudación por crear nuevos hechos imponibles. Pero, igual, el entorno creado por la coyuntura que analizamos incentiva a la formalización, devela transacciones y obligados, con el efecto en cadena que eso produce. Y, a no dudarlo, el registro y la declaración patrimonial de las sociedades inactivas potenciará la sensación de riesgo y, muy probablemente, incrementará la recaudación.

Los impuestos deben seguir a los negocios. La sensación de riesgo debe ser un sano incentivo para cumplir y no un temor a invertir. La Administración debe promover un ambiente de seguridad, legitimada por un sistema de gestión, fiscalización y recaudación que  la destaque.

* Socio de Impuestos y Legal, Grant Thornton

 

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS